El Jefe de Mantenimiento de la División El Teniente, Claudio Flores parte esta conversación recordando un hecho fundamental: es mina subterránea es la más grande del mundo, diariamente se extraen y transportan sobre las 160.000 toneladas de mineral desde la mina, que posteriormente deben ser procesadas en la planta concentradora.

El ejecutivo agrega que la Gerencia Minas tiene como último proceso previo a la Concentradora, el chancado primario, que está dentro de la línea crítica de producción Divisional. “Y nuestra Unidad de Mantenimiento tiene la responsabilidad de la gestión de mantención de los activos que componen el proceso de chancado primario de la División El Teniente. Esta gestión debe resultar en que los equipos del proceso cumplan su función según el programa de producción comprometido, considerando además que estas actividades de mantenimiento deben ser realizadas al menor costo posible”, añade.

¿Qué es lo más crítico que debe enfrentar su unidad en el día a día?

El Chancado primario es crítico en la División. Es parte de la columna vertebral del proceso productivo, por lo que la criticidad de nuestra gestión se vive prácticamente en todos los aspectos. Sin duda las detenciones imprevistas, la discontinuidad operacional, es lo que no queremos vivir en nuestro día a día. El esfuerzo del mantenimiento es lograr la confiabilidad que requieren los equipos para cumplir siempre la función.

¿De qué manera Bosch Rexroth los ayuda a enfrentar aspectos críticos en las operaciones?

En la Planta de Chancado Colón, la línea 2 de esta Planta, está compuesta por el chancador N°2, que es el más grande de la División y, por lo tanto, el que más produce. Los sistemas motrices de los alimentadores que vacían el mineral a este chancador, y también los sistemas motrices de los alimentadores del mineral ya chancado por esta máquina son del fabricante Hagglunds. El apoyo técnico, de suministro de repuestos y servicios es relevante dada la criticidad de esta línea productiva.

¿Desde cuándo existe una relación comercial con Bosch Rexroth y en qué consiste la alianza estratégica entre su área y la compañía proveedora?

Personalmente estoy en esta área desde el año 2015, pero los equipos Hagglunds          comenzaron a operar desde el año 2004 en esta Planta. Nuestra relación se ha fortalecido estos últimos años, principalmente dada la decisión de contar con 1 motor hidráulico MB1600 adicional en spare y de verificar la salud de los sistemas hidráulicos de equipos críticos. Actualmente hemos concretado un contrato de servicios de mantención de bombas y motores hidráulicos con nuestra Área.

¿Qué destaca de esta relación comercial o alianza, que es lo más rescatable de la actitud que ha tenido Bosch Rexroth con tu Unidad?

En la operación, nosotros valoramos la rapidez y calidad técnica de las inquietudes que aparecen normalmente. Además, las problemáticas técnicas que enfrentamos requieren experiencia y conocimientos que no se encuentran comodotizados ni se encuentran en el “kiosko de la esquina”. Estos aspectos los ha cumplido Bosch Rexroth, siendo ágiles, con calidad, y entendiendo también que nosotros en Codelco tenemos la misión permanente de propiciar la competencia considerando otros participantes del mercado en los temas que desarrollamos.

 

Desafíos de la industria

¿Por qué su área está interesada en ir modernizando sus procesos?

El escenario de la minería nacional nos está desafiando en forma permanente. Las leyes de los yacimientos van a la baja y la única manera de sostener el costo de producción y por ende el negocio tal como lo conocemos, es justamente innovando, aumentando la productividad. Un camino para esto es modernizar procesos, cambiar equipos que puedan darnos la confiabilidad que se requiere en los procesos de producción de cobre.

¿Cómo impacta en la productividad la incorporación de nuevas tecnologías?

En forma importante. No podemos hacer las cosas cómo se vienen haciendo desde siempre, debemos cambiar, movilizarnos, ampliar la visión, incluir nuevas tecnologías, con uso de data de distintas fuentes y poder relacionarlos en forma cada vez más eficientes. En el caso de componentes físicos, las inversiones en tecnologías tienen retorno en continuidad operacional y en minimizar las detenciones no programadas.

¿Dónde están aplicados los motores Hägglunds dentro de El Teniente, y para qué sirven?

En la División tenemos aplicaciones en distintos lugares. En el caso de la planta de Chancado primario de Colón, motores Hägglunds los empleamos en todas las unidades motrices de los alimentadores tipo Apron de la línea 2, que es la que tiene mayor producción.

¿Cuánto tiempo estuvo funcionando el motor MB-1600, dónde estaba aplicado, y qué destacas de su rendimiento? ¿Fue reemplazado en su totalidad?

El motor MB 1600 operó en el alimentador Apron 72-4 por más de 10 años, todavía tenemos 5 unidades más operando en la planta.

El rendimiento lo podemos traducir en confiabilidad, donde prácticamente no hemos tenido fallas. La anomalía presentada es una fuga de aceite menor que nos indica ya debíamos retirar el equipo para mantención. Todas las unidades MB1600 operaron en conjunto y sin tener componente en spare.

¿Por qué cambiaron en El Teniente a la serie CBM-2000? ¿Cuántos motores de éstos adquirieron?

La problemática inicial que nosotros levantamos el año 2015, es que no contábamos con unidades en spare justamente para hacer mantención a los motores MB1600 que ya llevaban operando más de 10 años. Quisimos adquirir una nueva unidad de este motor, con respuesta del mercado ya no se fabricaban pero que existía una homologación, por lo que adquirimos 1 unidad CBM2000 para montar en una posición de motor MB1600.

 

Las ventajas

¿Qué ventajas ofrece el motor serie CBM-2000 que hizo que ustedes quisieran reemplazarlo?

En realidad nos enfrentamos a tener 6 motores Hägglunds MB1600 operando en una línea crítica de producción, sin contar con unidades en spare ante posibles fallas o para poder realizarles mantención. Ya llevaban más de 10 años de operación continua.

El Montaje-desmontaje del motor es menos laborioso que el MB1600. Nos facilitó la decisión el hecho se nos sugirió todo el kit de adaptación de montaje del CBM2000 en la misma posición que un motor MB1600. Esta es la condición ideal para un equipo mantenedor, no modificar lo que ya está estandarizado.

 ¿Cómo describe el proceso de actualización del motor antiguo al nuevo? ¿Debieron detener procesos, no fue necesario?

Se detuvo un alimentador Apron de 72”, que recibe el mineral chancado y lo transporta hacia nuestra línea crítica de transporte por correas a molienda. El cambio del motor original MB1600 lo planificamos en un mantenimiento mayor de este alimentador, donde se cambiaron todos los sistemas de transporte, ejes, ruedas, cadenas y sprocket, y como actividad más importante, el cambio de motor MB1600 a CBM 2000 con su kit de montaje nuevo.

¿Cómo describe el apoyo del equipo humano de Bosch Rexroth para el análisis de la aplicación del nuevo producto, la transición y luego la puesta marcha de los nuevos motores?

Cuando tomamos la decisión de compra de motor, Codelco sale de todas formas a comprar al mercado. En este caso se adjudica a Bosch. Se destaca el manejo técnico del equipo, su disposición en la puesta en marcha (PEM) que hemos venido haciendo. Previo al montaje, el suministro del motor CBM2000 incluyó una capacitación donde fue clave nuestro personal mantenedor lograra capturar las competencias necesarias para realizar este cambio sin inconvenientes y bajo los parámetros de calidad correspondientes.

¿Los nuevos motores incorporados aumentan la seguridad para la continuidad operativa de la mina?

Eso ya lo veníamos logrando con el sistema anterior. Esperamos que la nueva unidad incorporada tenga la misma performance y porque no, mejorarla.

La decisión de adquisición se reflejará en confiabilidad del resto de unidades MB1600 a los cuales ahora podemos ir haciendo mantenciones preventivas al mantener una unidad en spare.

¿Cuál es su evaluación respecto al rendimiento que ha dado hasta ahora el motor serie CBM-2000? ¿Era lo que se esperaba?

No hemos tenido fallas ni anomalías en la operación del equipo. Ya llevamos a esta fecha operación de poco más de 500 horas sin inconvenientes, con los controles del aceite hidráulico que exige el manual del motor nuevo.

¿Cómo describe el impacto que ha tenido para El Teniente la adquisición de los motores serie CBM-2000?

La incorporación de componentes nuevos, estratégicos y con resultado de confiabilidad que buscamos será el que indicarán los resultados futuros. Por ahora, estamos ya gestionando el mantenimiento de las unidades antiguas MB1600 que sin duda aportarán también en la confiabilidad del proceso dado sus horas de operación.

 

Evaluación

¿Cuál es su evaluación respecto de la calidad de los servicios post venta prestados por Bosch Rexroth?

Nos han acompañado en todo el proceso técnico de instalación, puesta en marcha y seguimiento. Es lo que necesita un equipo técnico para tener los resultados que exige el negocio en la actualidad.

¿Cómo evalúa la capacidad de respuesta de Bosch Rexroth a la demanda de servicios de su empresa?

Como profesional dedicado hace años al mantenimiento y gestión de activos, he aprendido a valorar el poder compartir y contar con apoyo técnico a “tono” de lo que se necesita en la industria en la que me desenvuelvo. Sin duda rapidez y calidad es el “desde” que nosotros necesitamos.

El resultado ha sido satisfactorio, lo mejor que puedo indicar es que en nuestro proceso es considerado un aliado estratégico dado el desempeño que hemos logrado.

¿Qué mensaje enviarías al equipo de Bosch Rexroth respecto a la búsqueda conjunta de nuevas soluciones que den mayor eficiencia a las operaciones?

El mensaje que les dejo es que sigan mejorando y manteniendo el estilo de comunicación y asistencia que prestan a sus clientes. En nuestro caso es valorado y esperamos que tanto Bosch Rexroth como el resto de proveedores clave de la industria entiendan y reflexionen respecto el escenario que estamos viviendo en la industria minera, y sobre todo el que se viene para seguir construyendo en conjunto relaciones que agreguen valor al negocio y que permitan, en el caso de Codelco División El Teniente, seguir generando excedentes para el bien de todos los chilenos.