(La Tercera-Pulso) a descarga de material al río Cruces que provocó la muerte masiva de cisnes de cuello negro; las crisis ambientales que se han registrado en las localidades de Quintero y Puchuncaví, junto a las infracciones al medio ambiente realizadas por Pascua Lama, son algunos de los casos del pasado que, según expertos, podrían haber implicado la privación de libertad, de acuerdo al proyecto de Ley de Delitos Ambientales anunciado por el Gobierno, que considera penas de hasta cinco años de cárcel para los responsables.

“Son numerosos los casos que podrían haber sido penalmente sancionados de haber existido una legislación penal ambiental adecuada”, señaló el abogado penalista de Contreras Velozo, Cristian Bawlitza, mencionando que “históricamente la zona de Quintero- Puchuncaví se ha caracterizado por la ocurrencia de distintos episodios que eventualmente pudieron significar la comisión de alguno de los nuevos tipos penales que el Mensaje pretende introducir”.

En esa línea, mencionó que la destrucción del Santuario de la Naturaleza Carlos Andwanter y la masiva muerte de cisnes de cuello negro acaecida en la Región de los Ríos, también “pudo significar la eventual responsabilidad penal de los responsables”.

[VEA TAMBIÉN: Ley ambiental permitirá allanamientos e interceptación telefónica en investigaciones]

Una opinión similar entregó el ex fiscal del Ministerio de Medio Ambiente, Jorge Cash, quien apuntó que otros de los casos que podrían haber sido sancionados son el de Pascua Lama y el de Yerba Loca.

“Acreditado el daño ambiental de Pascua Lama al río Estrecho, la SMA podría haberse querellado contra los responsables directos de la acción que ocasionó el hecho dañoso”, dijo, añadiendo que el derrame de sustancias químicas en La Parva, que habrían escurrido por el Santuario de la Naturaleza Yerba Loca y otras zonas de alto valor ecológico, también podrían haber sido objeto de una querella una vez establecido el daño.

Por su lado, María José Zegers de Rivadeneira Colombara Zegers, apuntó que si bien en la práctica “difícilmente se aplicará una pena de cárcel efectiva”, son muchos casos emblemáticos del pasado que hubieran encajado con los nuevos delitos penales”.

“Como regla general, en todos los casos que un Tribunal Ambiental ha establecido la existencia de un daño ambiental significativo, hoy probablemente cabrían dentro estos nuevos delitos penales”, indicó.