Autoridades del sector minero, junto con representantes del sector privado y de la academia estuvieron  presentes en el Consejo Estratégico Ampliado de la Corporación Alta Ley, instancia en la que se dialogó sobre los objetivos y lineamientos del organismo para este 2019, y en que además, Sebastián Sichel, vicepresidente ejecutivo de Corfo, expuso sobre el nuevo Instituto Chileno de Tecnologías Limpias.

En ese contexto, Mauro Valdés, presidente ejecutivo de Alta Ley, comentó que están trabajando en “la labor de continuidad de los proyectos que ya están andando. Son US$120 millones que no debemos descuidar, en diferentes ámbitos de trabajo, incluido tranques, que se renueva en importancia con la catástrofe ocurrida en Brasil el viernes pasado”.

Junto con ello, mencionó que se está llevando a cabo “la revisión de la hoja de ruta; ya está prácticamente lista, y esperamos lanzarla probablemente en marzo, y de ahí buscar una nueva generación de proyectos en torno a la revisión de la hoja de ruta, en la cual tiene una relevancia muy importante la minería verde”. Sostuvo que ahí se cruza ese foco con el nuevo Instituto Chileno de Tecnologías Limpias, porque una de las agendas más importantes para esa entidad es la que ha salido de Alta Ley: “La minería baja en emisiones es la minería del futuro, y nosotros queremos poner un foco muy importante durante 2019 en ello”.

Vinculado a este punto, Valdés mencionó que como Corporación están interesados en postular a la convocatoria del Instituto Chileno de Tecnologías Limpias, debido a que “nuestra institución tiene fortalezas en el ámbito de la gobernanza. Nosotros no ejecutamos proyectos ni investigación, sino que articulamos el ecosistema, y siendo eso así, tenemos una gran oportunidad de aportar con una gobernanza fuerte, de manera que este instituto sea una entidad sana y que produzca los efectos para Chile que todos esperamos”.

[Te podría interesar leer “Sebastián Sichel revela los lineamientos de la Corfo para 2019: pondrá el foco en el litio y en la economía circular“]

 Energía solar y minería

La contribución al desarrollo que implicará el Instituto Chileno de Tecnologías Limpias es un aspecto altamente valorado por el subsecretario de Minería, Pablo Terrazas, quien resalta el hecho que “no sólo va a abordar todo lo que tiene que ver con el sector minero, sino que también con la energía, específicamente con la solar, dadas las condiciones que tenemos en el norte y en el desierto de nuestro país, con las radiaciones más altas del mundo. Creemos que ahí tenemos una ventaja competitiva con respecto a los demás países y, por eso, queremos desarrollar más tecnología en ese desierto, con nuestros profesionales y universidades”.

La autoridad hace hincapié en que la idea es que este instituto “sea un polo a nivel mundial de atracción para el conocimiento, y no solamente quedarnos con estudios, sino que después estos conocimientos se puedan implementar”, junto con explicar que “la Región de Antofagasta es la más minera de nuestro país, y es la que tiene mayor capacidad para generar electricidad en base a energía solar. Es por eso que se eligió esa zona, porque creemos que tiene un potencial tremendo y también es una manera de devolverle la mano a una zona, que tantos beneficios le ha entregado al país, principalmente por la producción de cobre que extraemos de esa zona”.