(El Mercurio) Con un incremento de 5,7% en la producción minera y una caída de 4,7% en la producción manufacturera, las proyecciones para la variación en noviembre del Imacec (Indicador Mensual de Actividad Económica) parecen asentarse en una cifra algo inferior al 3%.

Noviembre contó con un día hábil menos que en igual mes de 2017. El aumento en la producción minera se debió principalmente a un crecimiento en la producción de cobre, a raíz de un mayor tratamiento de mineral y de una mejor ley de mineral en importantes empresas, señala el informe del INE.

La contracción en la producción manufacturera, en tanto se explica en gran medida por una caída en la elaboración de productos alimenticios, especialmente por la baja en la producción de filete y carne de salmón y trucha congelada a causa de una menor cantidad y tamaño de los salmones cosechados y una alta base de comparación en noviembre del año pasado.

En la última encuesta de expectativas del Banco Central, los economistas consultados pronosticaron un Imacec de 2,7% en noviembre, respecto a igual mes del año anterior y un alza en la tasa de interés de política monetaria (TPM) desde 2,75% a 3% en enero, alza que también prevén operadores del sistema financiero.

Los datos sectoriales son mixtos, para el economista sénior de CredicorpCapital, Felipe Guzmán, las cifras de la industria manufacturera decepcionan, pero las de la minería sorprenden, por lo que en el neto esta última más que compensa la caída en el sector fabril. Esto le lleva a pensar en que el Imacec de noviembre estará levemente por sobre el 2% y a la espera de los números de diciembre, la actividad económica cerraría el año con una expansión de 3,9%.

A pesar de que los datos sectoriales en el margen no han sorprendido al alza en términos de crecimiento ni de inflación, Guzmán prevé que el instituto emisor subirá a 3% la TPM en enero, dado la diferencia entre su actual nivel de 2,75% y el estimado como neutral que es de 4% a 4,5%. El economista hace ver que en su último comunicado el Consejo del Central dio a conocer la incomodidad que tiene con el estímulo monetario que está agregando a la economía. Con todo, piensa que la tasa se mantendría en 3% en la primera parte de 2019, con alzas en la segunda mitad para terminar el año en un 3,5%.

La previsión del académico de la Universidad de Chile, Alejandro Alarcón es un aumento de la actividad en torno a un 3% donde la minería compensa la contracción en el sector manufacturero, revirtiendo así lo ocurrido en meses anteriores. Proyecta un Imacec cercano a 4% para diciembre para cerrar el año con un crecimiento económico de 4,1%.

Impacto del dólar

Asimismo, Alarcón estima que el Central subirá la tasa a un 3% en enero próximo, no porque la economía esté «sobrecalentada» sino más bien por el impacto que puede tener en la economía el alza del dólar que empezó a ajustarse y estuvo cerca de los $700 a raíz de la alta volatilidad en el mercado accionario internacional reflejada en la brusca caída y luego recuperación del Dow Jones. «Creo que la volatilidad va a seguir en Estados Unidos, estamos pasando de un mercado que se ha expandido durante nueve años, a uno que va a comenzar a descender lentamente, lo mismo que la economía norteamericana», señala.