(Pulso) Un seguro de vida a costo cero, que además involucra un aumento en la cobertura por fallecimiento y ahorros por alrededor de $820 millones anuales para unos 4.500 trabajadores (o de hasta $180 mil al año por persona), no fueron incentivos suficientes para que los dirigentes de los sindicatos 1,2 y 3 de la División Chuquicamata de Codelco aprobaran una oferta realizada hace dos semanas por la administración de la estatal, cuya vigencia ya caducó pero que sí fue aceptada por los otros dos sindicatos de la operación.

Todo eso, justo en momentos en que dichos sindicatos han protagonizado una serie de diferencias con la administración de Codelco, con manifestaciones y bloqueo de accesos, de cara al proceso de transformación que vive la operación que el próximo año pasará a ser un yacimiento subterráneo.

Así lo comentaron conocedores de las tratativas, que detallaron que con el plan actual  Codelco financia el 50% del seguro, mientras que la otra mitad es pagada por los trabajadores.

En ese sentido, señalaron que la nueva oferta, implicaba que Codelco se hiciera cargo del 100% del pago del seguro, manteniendo en el mismo nivel las coberturas por muerte accidental, invalidez accidental y por gastos funerarios en caso de la muerte de un cónyuge o hijo, e incrementando desde UF 1.000 a UF 1.500 la cobertura por fallecimiento.

Lo anterior, a cambio de que la administración del seguro pase a Codelco, dado a que hoy está en manos de los sindicatos, registrando sobrecostos por la existencia de una empresa intermediaria: Gestiones y Servicios, cuya contratación implica que el valor del seguro más que se duplique frente a los actuales precios de mercado.

Cómo gana Codelco

Según fuentes, la prima del actual seguro de vida con el que cuentan los trabajadores señalados tiene un valor de alrededor de $30 mil mensuales.

Así, manteniendo las coberturas actuales, pero sin la existencia del intermediario, dicho valor bajaría a $10.500 mensuales. Mientras que los con las mejoras detalladas, valdría $13.500, lo que se traduciría en un ahorro de $1.500 mensuales para Codelco por trabajador y de $15 mil mensual para cada uno de ellos.

Así, dependiendo del sindicato, los ahorros anuales por trabajador, variarían entre $165 mil y $180 mil, generándose además un ahorro para Codelco de 5% anual, frente a lo que la Corporación desembolsa hoy, representando dicho porcentaje unos $80 millones anuales.

Ahora bien, si se considera lo pagado tanto por los trabajadores, como por la empresa, dicho ahorro alcanza 55% (considerando la mejora en la cobertura por fallecimiento), cifra que equivale a más de $900 millones.

Sin embargo, si se considera la mejor opción del mercado, manteniendo las actuales coberturas, el ahorro sería del 65%.

El problema

Fuentes sindicales que no pertenecen a la división Chuquicamata acusaron que los líderes de los sindicatos 1, 2 y 3, Cecilia González, Liliana Ugarte y Rolando Milla; no habrían traspasado la información sobre el beneficio ofrecido por la estatal a los trabajadores, dados los acuerdos que tendrían con la intermediaria Gestiones y Servicios -de propiedad de Héctor Flores, Guillermo Acuña y Francisco Acuña- y que consistirían en algunas prebendas.

Asimismo, explicaron que dicha compañía tendría el mismo tipo de acuerdo con otros de sus clientes, entre los cuales sólo hay sindicatos de la minería, entre ellos, el Sindicato Número Uno de Escondida.

De hecho, en el sitio Web de Gestiones y Servicios, la presidenta del sindicato 1 de Chuquicamata, Cecilia González, aparece en un video corporativo asegurando que el sindicato cuenta hoy con “el mejor seguro de vida de todos los trabajadores”.

En el mismo spot, el presidente del Sindicato 1 de Escondida -que renovó cinco camionetas el año pasado- Patricio Tapia, también resalta el servicio entregado por la empresa.

Consultados al respecto, desde Codelco señalaron que “nos sorprende la negativa de los dirigentes sindicales, puesto que la oferta no sólo representa un beneficio y ahorro directo para los trabajadores, sino que también una señal de transparencia en cómo se administran estos beneficios”.

Por su lado, los dirigentes mencionados fueron consultados, pero no entregaron respuesta frente al requerimiento.

Cabe recordar que el inicio de la operación subterránea en Chuqui, involucra la salida de 1700 trabajadores al 2022, de los cuales unas 1460 personas saldrían por “causas naturales”.