Con la participación de más de 100 ingenieros del área minero-metalúrgica, el 26 de noviembre pasado se realizó el Coloquio de Fundiciones de Concentrados organizado por el Colegio de Ingenieros de Chile (CICh). El equipo coordinador fue liderado por el consejero nacional Sergio Demetrio, quien trabajó junto a Eduardo Berríos, Patricio Concha, Claudio Dodds y Roberto Marín.

El objetivo de esta actividad fue fomentar la discusión especializada sobre los factores de incertidumbre existentes en esta área, los cuales inciden directamente en las actividades  de procesamiento de concentrados.

A partir de este tipo de actividades de análisis y diálogo, se elaborarán propuestas compartidas para apoyar la toma de decisiones públicas y privadas para resolver las limitaciones presentes.

Al dar la bienvenida, Iván Violic, presidente de la zona metropolitana del CICh, instó a los participantes a revisar las operaciones de fundición no sólo desde la perspectiva técnica. “Esta actividad productiva es mucho más amplia y se vincula con aspectos de negocios, gestión estratégica y geopolítica; junto con sus importantes implicancias para la minería y el futuro de nuestro cobre”, resaltó.

Condiciones de progreso

La primera exposición de foro estuvo a cargo de Alexander Leibbrandt, quien desde una perspectiva histórica se refirió a las necesidades de modernización de las fundiciones estatales chilenas, y el rol que China podría tener en este proceso. A continuación, Claudio Dodds analizó las conclusiones y propuestas de un informe elaborado por la comisión de Minería y Energía del Senado.

El evento culminó con un panel donde los participantes realizaron consultas a los expertos e intercambiaron casos y prácticas en referencia a los aspectos que diferencian los negocios de “fundición-refinería” y “mina-concentrador”; las condiciones de sustentabilidad de este sector; y el incremento de la competitividad que implica la integración de instrumentos de trazabilidad productiva y procesos limpios.

El Coloquio de Fundiciones de Concentrados contó con los patrocinios de la Comisión  Chilena del Cobre (Cochilco), Sociedad Nacional de Minería (Sonami), Voces Mineras, Corporación Alta Ley, y un conjunto de instituciones de educación superior que imparten la cátedra de pirometalurgia.


[También le puede interesar] Fundiciones de cobre en Chile: Tiempo de decisiones más allá del DS 28.