(El Mercurio) Reactivar la pequeña y mediana minería es uno de los focos de la gestión del ministro Baldo Prokurica, para lo que impulsa una batería de medidas, entre ella una modificación de la normativa que regula el cierre de faenas, luego de que estas terminen su vida útil.

La cartera de Minería ya tiene listo el proyecto de ley, que se encuentra a la espera de la firma del Presidente para iniciar su trámite parlamentario. La principal novedad tiene que ver con la posibilidad de utilizar pólizas de seguros por parte de las empresas, lo que las liberaría de importantes cargas financieras que mantienen actualmente por concepto de boletas de garantías y otros instrumentos.

-¿Qué los llevó a generar este cambio en la normativa?

“A nuestro juicio, la normativa actual genera algunas complicaciones, tanto para proyectos que ya tienen todos sus permisos para partir y otros que están en este minuto produciendo. La idea es que puedan liberar parte de su capacidad crediticia que tienen con los bancos. Hoy, hay unos US$ 3.600 millones que están paralizados en la práctica, porque los instrumentos existentes son la única vía que se ha instaurado como manera de garantizar el cierre de faena con la finalidad de que no sea el Estado el que termine desembolsando los recursos si una empresa no cumple”.

¿Qué efectos ven que se puedan producir con la entrada de las pólizas de seguro?

“Vamos a tener un doble beneficio: primero, a empresas que están hoy día instaladas se les va a permitir liberar parte de esos recursos y reinvertirlos en sus faenas. A su vez, esto beneficiará a más de 50 proyectos que tienen sus estudios de impacto ambiental aprobados y que, sin embargo, no parten. Nosotros identificamos que parte importante de ese problema son justamente estas boletas de garantía”.

-¿Qué sectores de la industria serían los más beneficiados?

“Hay de todo, pero las grandes empresas -en general- este tema lo tienen claro porque ellos tienen más espaldas, y además de eso, porque resulta que poseen faenas en todo el mundo y en todo el mundo este tema está vigente”.

-¿Está sociabilizada esta iniciativa con los parlamentarios?

“Sí, nosotros vamos a intentar que esto se tramite lo más rápido posible porque creemos que de esto depende que muchas de esas faenas puedan partir”.

“China será nuestro principal socio comercial por mucho tiempo”

-Viene llegando de su gira a China… ¿En qué actividades participó?

“Fuimos a varias cosas. Presidimos una reunión con los 60 CEO de las mineras más importantes del mundo para hablar sobre los desafíos de la minería, temas de precios, tecnologías, y decisiones que hay que tomar para la minería del futuro.

-¿Qué inquietudes plantearon los ejecutivos de estas firmas?

“Uno de los temas fue la nueva norma medioambiental que se está planteando respecto del futuro de la minería chilena. Les contesté que en Chile hay una normativa, que hay que cumplirla, y que yo creo que en general la gente de la actividad minera la cumple”.

-¿Se habló sobre las condiciones de mercado que ofrece Chile a los inversionistas?

“Nos preguntaron si pensábamos dictar alguna norma que reemplazara el extinto Decreto de Ley 600. Este es un tema que tenemos en conversación pendiente con Hacienda, yo lo he hablado en alguna oportunidad cuando asumimos con el Presidente y creo que hay conversarlo. No es que revivamos el DL 600, pero hay que crear un mecanismo de atracción de la inversión extranjera”.

-¿Cómo es la relación comercial con el gigante asiático?

“Ellos a veces tienen un modelo de negocios distinto, pero son nuestros principales socios comerciales y lo van a seguir siendo por mucho tiempo más. Los vamos a tener en muchas áreas, en donde yo creo que están caminando con una gran velocidad”.