Con la presencia de diversas autoridades, ejecutivos y representantes de la academia se llevó a cabo el lanzamiento de la Corporación Alta Ley, instancia que nace de la fusión del Programa Nacional de Minería Alta Ley y el Centro de Investigación Minera y Metalúrgica (Cimm).

Mauro Valdés, presidente ejecutivo de la institución, comenta que “lo que nos ha hecho grandes hasta aquí, probablemente no nos siga manteniendo en el liderazgo. La minería se ha tornado más compleja en el mundo entero y también en Chile. Los desafíos que enfrenta nuestra minería son crecientes en lo técnico, en lo medioambiental, en lo social, y para enfrentarlos requerimos de espacios de coordinación, de construcción y de acciones compartidas, donde los actores desarrollen su accionar de manera colaborativa”.

Sus dichos fueron compartidos por Pablo Terrazas, subsecretario de Minería y presidente de la Corporación Alta Ley, quien resaltó que los desafíos que la minería enfrenta “no pueden ser cargados a la industria, tampoco sólo al gobierno de turno, sino que tiene que ser un trabajo de colaboración específica, junto a la academia”.

Afirmó que ésa es la razón por la cual están institucionalizando este programa.

Conoce los principales lineamientos de la Corporación Alta Ley, en la voz de Mauro Valdés, en el siguiente video.

Exportación de tecnología

En el marco de la ceremonia de lanzamiento, Mauro Valdés afirmó que “el país no quiere vivir de vacas lecheras, y las empresas tampoco quieren serlo. La construcción de capacidades en tecnología y de servicios exportables, de innovación y emprendimiento en toda la minería nos permite transitar del espacio de la dependencia, al de la convivencia y la complementariedad”.

Esta oportunidad adquiere cada vez mayor relevancia, sostuvo, debido a que “la revolución tecnológica que experimentamos no es posible sin cobre, sin litio, sin molibdeno. Todos los adelantos tecnológicos que experimentamos hoy día necesitan de nuestros minerales para ser un mundo más conectado, productivo, limpio”, agregó.