Tras la salida de Mario Pereira del Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin), el abogado Alfonso Domeyko Letelier asumió -en octubre- en forma subrogante como director nacional. El profesional se desempeñaba desde abril en el organismo, como jefe del Departamento Jurídico.

“Los cargos de Alta Dirección Pública son de exclusiva confianza de las autoridades respectivas. El futuro Director saldrá del proceso que establece la Ley”, precisa el ejecutivo, en conversación con Minería Chilena.

– ¿Cómo espera contribuir al organismo desde este nuevo rol?

En mi desarrollo profesional he trabajado en los sectores privado y público, ligado a legislación relativa al desarrollo de proyectos de infraestructura y a los recursos naturales, enfocándome en los procesos y permisos administrativos sectoriales que la ley exige. En este sentido, desde que ingresé al Servicio el trabajo ha estado centrado en analizar y proponer mejoras a los diferentes procedimientos existentes al interior.

-Si bien usted asumió en el cargo de director nacional hace poco, ya venía trabajando en Sernageomin como Jefe del Departamento Jurídico. ¿A su juicio cuáles son los temas relevantes que se deben abordar?

Como toda entidad, siempre existen cosas que se están haciendo correctamente y otras que hay que mejorar.  Por ejemplo, en materia de tramitación de permisos sectoriales estamos avanzando, es así como cerramos una mesa de trabajo liderada por el Ministerio de Minería. Hemos podido detectar la necesidad de mejorar la normativa y la actualización de las guías para empresas mineras, circulares e instructivos, buscando con ello optimizar los plazos y recursos con que contamos.

En materia de planes de cierre, hemos visto que el sistema de garantías que considera la Ley debe ser modificado, lo cual ha sido abordado por el Ministro Baldo Prokurica, quien anunció hace unos días la presentación de un proyecto de ley que permita incluir “pólizas de seguro” como instrumentos válidos para garantizar dichos planes.

En materia de seguridad minera, nos encontramos revisando con el Ministerio la normativa, de manera de actualizar los estándares y ajustarla de mejor manera, también, a la realidad de la pequeña minería y de la artesanal. Además, hemos establecido como desafío llegar a la meta de “cero accidentes fatales en la minería”, por lo que estamos trabajando en mejoras al sistema de fiscalización de las faenas mineras.

Paralelamente, con apoyo de Segpres estamos desarrollando una nueva área de procesamiento de datos, que nos permita disponer de información eficiente para efectos de anteponernos a las condiciones de riesgo que puedan existir en las diferentes actividades mineras.

Además, estamos desarrollando convenios y acuerdos de colaboración con distintos servicios y organismos gubernamentales y con universidades, para mejorar nuestra gestión. También impulsamos la labor pedagógica del Servicio, a través del aumento de cursos de capacitación en seguridad minera.

-Si bien se encuentra en calidad de subrogante en el cargo, ¿cuáles son los planes que tiene para gestionar la entidad?

El foco en este periodo es cumplir con los lineamientos del Ministerio de Minería, en la actualización de los diferentes procesos internos a nivel nacional. En dicho sentido, en materia de minería estamos trabajando con el objetivo de optimizar procesos de fiscalización, como de revisión y aprobación de proyectos, aprovechando el alto nivel de los profesionales del Servicio, unificando criterios, así como incorporando nuevas herramientas tecnológicas para el seguimiento de procesos y procesamiento de datos.

En la misma línea, estamos coordinando el trabajo que nos corresponde realizar con otras instituciones del Estado, como el Servicio de Evaluación Ambiental, en materia de pronunciamientos sobre proyectos; con la Superintendencia del Medio Ambiente, al coordinar y delimitar funciones; o con la Dirección General de Aguas, en materia de tranques de relaves, entre otros muchos temas.

-¿Considera que el Sernageomin es eficiente en el cumplimiento de sus tareas?

El Sernageomin cuenta con una planta de profesionales de alto nivel, con una larga experiencia en las diferentes materias que se someten a su conocimiento. Sólo por nombrar algunas de ellas, en materia de seguridad minera, desde que el año 2010 se aumentó el presupuesto en materia de fiscalización, la tasa de fatalidades ha disminuido casi en un 70%, pasando el ejercicio señalado de 45 trabajadores fallecidos que lamentar, a 12 trabajadores que perdieron la vida este año. Resulta innegable el empuje del Servicio en el cambio cultural que refleja esta cifra. En materia de tramitación de concesiones mineras, hemos reducido considerablemente los plazos, digitalizando parte de la labor con Tribunales.

-La Contraloría Regional de Antofagasta detectó deficiencias en el Servicio, por ejemplo, en la fiscalización a empresas mineras de la zona. ¿En qué va el sumario que se abrió?

Algunas de las observaciones dieron lugar a sumarios administrativos en busca de eventuales responsabilidades, pero la mayoría han derivado en un trabajo al interior del Servicio tendiente a subsanar o crear procedimientos internos que permitan un mayor control de la gestión y de sus resultados, en materias como fiscalización de seguridad minera, procesos sancionatorios, etc. Las observaciones realizadas por la Contraloría General, si bien son de la mayor atención y seriedad, no constituyen una situación común. Actualmente, el sumario se encuentra en su etapa investigativa en curso.