Un 92% de avance registra el proyecto de modernización de la Fundición Hernán Videla Lira (HVL), iniciativa que busca cumplir con los requerimientos que exige la nueva normativa de captura de gases para fundiciones de cobre (DS N°28). Así lo dio a conocer el vicepresidente ejecutivo de la Empresa Nacional de Minería (Enami), André Sougarret, en un encuentro con vecinos y dirigentes de organizaciones sociales de Estación Paipote y Tierra Amarilla.

Esta etapa del plan de modernización ha comprendido una inversión cercana a los US$56 millones.

Al respecto, Sougarret recordó que las obras comenzaron en abril de este año como parte de un proyecto modernizador impulsado inicialmente por la exigencia ambiental, pero que luego derivó en una iniciativa estratégica focalizada en mejorar el cumplimiento del rol de fomento de Enami, de modo rentable, competitivo y sustentable.

“Considerando inversiones anteriores y tras un largo período de evaluación, optamos por generar una estrategia distribuida en dos etapas: la primera orientada específicamente al cumplimiento del DS N°28 y la segunda, que responde a una intervención más profunda, que nos permitirá contar con estándares ambientales y de productividad de clase mundial”, señaló el vicepresidente, quien estuvo acompañado por los gerentes de Seguridad y Sustentabilidad, Víctor Olivares; de Modernización, José Andrés Herrera; y de la Fundición HVL, Marcelo Bustos.

Durante la jornada, los vecinos recorrieron las instalaciones de la Fundición HVL donde se llevan a cabo las obras. En terreno, Sougarret detalló que para esta primera etapa del proyecto se incorporó una planta de tratamiento de gases de cola para las actuales plantas de ácido, como principal solución y aporte a la captura de gases. Subrayó que gran parte de esta inversión consideró un número importante de contratos adjudicados a empresas de Atacama, generando un importante incremento en el empleo regional.

Tratamiento

André Sougarret indicó, también, que entre mayo y octubre de este año, el número de pequeños productores de cobre que entregaron minerales en poderes de compra y faenas de Enami se incrementó en 10,1% respecto del mismo período de 2017. “El hecho de que tengamos más mineros activos y retomando la actividad –comentó– es un indicador positivo respecto de que los productores mineros están comenzando a responder de manera satisfactoria a las medidas que hemos implementado para ir en apoyo a la reactivación del sector”.