Tras la aprobación por parte de Antofagasta Minerals de la construcción del Proyecto de Infraestructura Complementaria (INCO), de Minera Los Pelambres, diversas autoridades del sector celebraron el anuncio. Es el caso del subsecretario de Minería, Pablo Terrazas.

“Como gobierno valoramos la aprobación de la construcción del Proyecto de Infraestructura Complementaria de Minera Los Pelambres, ya que significará una inversión de US$1.300 millones y la contratación de 3.000 personas en su peak. Esta es, sin duda,  una señal de que como gobierno hemos dado las señales adecuadas para atraer inversión minera».

Escuche acá las declaraciones del subsecretario:

 

Sonami

El presidente de la Sociedad Nacional de Minería (Sonami), Diego Hernández, también calificó como una “muy buena noticia” para la minería y el país, el anuncio de Antofagasta Minerals.

[Relacionada: Antofagasta Minerals aprobó importante inversión por US$1.300 millones]

“Creemos que esta iniciativa de inversión es muy relevante para Pelambres, porque le garantiza una vida más larga con una mayor capacidad, permitiéndole procesar un mineral más duro, pero aumentando su producción. En cuanto a la región (de Coquimbo), además de la generación de empleo, se destaca el efecto multiplicador que tiene esta inversión”,  sostuvo.

Añadió que “estábamos esperando la aprobación de esta inversión, que es una muy buena señal para el país, ya que con Spence (SGO), de BHP, ya son dos los nuevos proyectos en construcción”.

A juicio del directivo, el anuncio confirma que las empresas mineras creen en el cobre: «Es un metal que efectivamente tiene un buen futuro y que hoy, si bien está con un precio promedio más bajo que el que debería tener con una visión de largo plazo, se reafirma con esta decisión por parte de Antofagasta Minerals que es un buen producto».

Asimismo, agregó que confirma que las condiciones que está ofreciendo el país son adecuadas para reactivar la inversión minera. «Este anuncio debiera permitir que otros proyectos también sean aprobados”, sentenció.