Engie será parte de un piloto de electromovilidad que consistirá en la instalación de cargadores eléctricos para autos de carga liviana en las divisiones Radomiro Tomic, Gabriela Mistral y Ministro Hales; además el edificio corporativo de Codelco en la comuna de Calama.

El proyecto tendrá una duración de cuatro meses y tiene como objetivo obtener información que permita escalar la tecnología en todas las faenas de la compañía minera, de manera progresiva para capturar su valor en el momento óptimo según el avance del desarrollo tecnológico de los vehículos de este tipo. La estación de carga estará a 3.000 metros sobre el nivel del mar.

[VEA TAMBIÉN: La importancia de las redes inteligentes para la electromovilidad]

El gerente corporativo de Negocios B2B de Engie, Carlos Arias, explicó que “estamos desarrollando nuevas oportunidades de negocio con el fin de potenciar empresas e industrias cada vez más tecnológicas, eficientes y que contribuyan a un progreso en armonía. En ese sentido, vemos que la electromovilidad es clave para el desarrollo de una minería sustentable y con menos emisiones”.

En la práctica, estos vehículos de carga liviana serán utilizados para el transporte de pasajeros y el traslado de elementos en las faenas de la empresa minera ubicadas en la Región de Antofagasta.