(Pulso) Suman y siguen las señales de enfriamiento de la economía chilena. La industria metalúrgica metalmecánica experimentó una brusca caída de 9,3% en septiembre, que se suma a la durísima contracción de 10,7% de julio.

Con este resultado, la actividad del sector cayó 3,5% en el tercer trimestre, reduciendo a sólo 2,3% la expansión en lo que va de 2018, informó Asimet.

“Como industria vemos con preocupación la evolución económica de los últimos meses en los cuales se observa un retroceso de la actividad tanto de la industria manufacturera la cual experimentó una baja de 5,4% en el mes de septiembre de 2018, como la del sector metalúrgico metalmecánico, lo que implica una pérdida de participación en la economía nacional”, dijo el presidente del gremio, Dante Arrigoni.

“Eso va muy en línea con el pobre desempeño que mostró Chile en el “Índice de Competitividad de 2018”, que publicó recientemente el Foro Económico Mundial y que situó a nuestro país en el puesto 33 dentro de 140 países que participaron en el análisis”, agregó.