“Queremos indagar en nuevas alternativas de exploración y producción más competitivas y estudiar la factibilidad de recuperar otros metales además de oro, cobre y plata”, sostuvo el vicepresidente ejecutivo de Enami, André Sougarret, durante una visita a la Región del Biobío.

Explicó que a futuro, esto podría diversificar la cartera de explotación de pequeños y medianos productores, además de impulsar la actividad minera en nuevas zonas del país.

En esta línea, Enami introdujo el año pasado una oficina minera de fomento en Concepción, la primera a cargo de una ingeniera en minas.

Tierras Raras

André Sougarret realizó un recorrido por el sector de Penco, con el propósito de conocer en terreno la planta piloto del proyecto privado BioLantánidos. La iniciativa es pionera en Chile y se aboca a la exploración de las llamadas Tierras Raras o Lantánidos en la zona costera del país.

Administrada por la firma Minería Activa, el proyecto busca procesar un grupo de 17 minerales presentes en la fabricación de dispositivos tecnológicos, como teléfonos inteligentes, computadores y tablets, junto con  vehículos híbridos y eléctricos.

“Actualmente, China representa cerca del 90% de la producción y demanda mundial de estos metales, por lo que el Proyecto BioLantánidos emerge como una oportunidad única para diversificar su oferta a nivel mundial”, advirtió Arturo Albornoz, gerente de esta iniciativa.

Durante el recorrido, el vicepresidente de Enami manifestó la posibilidad de analizar formas de colaboración con BioLantánidos para interiorizarse sobre esta nueva industria, que a futuro podría proveer nuevas áreas de desarrollo para la pequeña y mediana minería en la región.