A pocos días de que tenga lugar la Asia Copper Week 2018, en Shanghai (13-16 de octubre), el vicepresidente senior de China Minmetals Corporation, Jerry Jiao, se refirió al escenario que enfrenta el país asiático ante la “guerra comercial” con Estados Unidos, y las consecuencias sobre las inversiones internacionales en minería del cobre.

Según el ejecutivo, si bien las crecientes tensiones comerciales causaron mucha turbulencia en el mercado del cobre, afectando en algo la demanda en el corto plazo, “la mayor influencia será en el sentimiento del mercado y no en los fundamentos”. “Las matemáticas simples podrían llevar a la idea general de que no necesitamos reaccionar de forma exagerada en esto”, planteó, calculando que la cantidad que podría verse impactada por el alza tarifaria equivale a unas 500.000 toneladas de cobre fino, que EE.UU. importa indirectamente de China

“No creemos que la pérdida de 500.000 ton de cobre vaya a ser un problema importante, porque la demanda total de China es múltiple. La mina de cobre Las Bambas de MMG produjo 450.000 ton de cobre el año pasado, casi la misma cantidad que las importaciones estadounidenses desde China. Creemos que la demanda china es sólida y aún tenemos que explotar más proyectos como Las Bambas para llenar la brecha actual entre la oferta y la demanda”, manifestó en una entrevista publicada por Cesco, organizador de Asia Copper Week.

Cobre: el que menos sufrirá

Asimismo, Jerry Jiao estimó que en el escenario de que aumenten las disputas comerciales y continúe la desaceleración del crecimiento global, el cobre puede ser el producto que menos sufrirá. “El negocio del cobre tiene que ver con la gran industria de vehículos eléctricos que se avecina y la aceleración de la inversión en infraestructura en los mercados emergentes, y esos podrían ser los futuros impulsores de la economía mundial”, acotó.

Adicionalmente, China está buscando nuevos acuerdos para reducir el impacto de las políticas de EE.UU., dijo, y está el crecimiento de India, “que al parecer, ahora sí va que va a despegar con fuerza”, indicó.

Inversiones

Consultado sobre el impacto en las inversiones chinas en el extranjero, el ejecutivo sostuvo que a los inversionistas chinos les gustaría adquirir más proyectos de cobre, independiente de las barreras comerciales actuales entre los diferentes países. “Todavía nos enfrentamos al hecho de que más del 60% del concentrado de cobre debe importarse desde el extranjero”, afirmó.

De acuerdo con el VP senior de China Minmetals, los destinos de inversión más populares para las compañías mineras y fondos de recursos chinos son: América del Sur, África Central y Asia Central. “En el escenario de que no habrá una guerra comercial en todo el mundo, los recursos masivos de cobre en esos países todavía atraerán a los inversores chinos”, concluyó.