(Pulso) Codelco ingresó a tramitación en el Servicio de Evaluación Ambiental el proyecto conocido como Rajo Inca, el cual busca expandir la vida útil de la División El Salvador y que contempla una inversión de unos US$ 1.000 millones.

De manera similar a Chuquicamata, la iniciativa minera ubicada en la comuna de Diego de Almagro consiste en un rajo abierto en el cuerpo mineralizado que históricamente se ha explotado en forma subterránea.

Se estima que se podrían extraer y beneficiar aproximadamente 561 millones de toneladas (Mton) de mineral sulfurado y aproximadamente 297 Mton de mineral oxidado.

Rajo Inca considera explotar y procesar dichos minerales en las instalaciones existentes e incorporar modificaciones en ellas para optimizar e incrementar la tasa de procesamiento y la producción de cobre fino.

El Proyecto considera procesar una tasa máxima de 37 ktpd de mineral sulfurado y 30 ktpd de mineral oxidado, lo que permitiría aumentar la producción de concentrado de cobre a un promedio de 245 kton/año (máximo 370 kton/año) y la producción de cátodos de cobre a un promedio de 25 ktCuf/año con una vida útil de 43 años en operación.

La iniciativa no ha estado exenta de polémica toda vez que contempla el despido de unas mil personas.