(El Mercurio) La Comisión Chilena de Energía Nuclear (CChEN) rechazó una solicitud de la empresa Albemarle para vender productos de litio extraídos desde el salar de Atacama y procesados por la cantidad de 258.446 toneladas.

La compañía estadounidense busca elevar su oferta en momentos en que esta materia prima se ha transformado en insumo clave para las baterías de vehículos eléctricos, los que son vistos como el futuro en la industria automotriz.

El trámite resuelto ahora se remonta al 23 de marzo pasado, cuando pidió un incremento de la cuota autorizada para vender productos de litio.

Según el regulador, la modificación del Convenio Básico que pretende la empresa conlleva un cambio sustantivo a lo aprobado por el Consejo de Corfo en noviembre de 2016, que permitió a la CChEN la otorgación de la cuota de extracción.

El organismo también consigna en su decisión que solicitaron a Albemarle más información, pues la aportada originalmente era insuficiente. En ese contexto deja registro de que requirieron a la compañía aportar más antecedentes, particularmente respecto de la tecnología que justificase un aumento a 258.446 toneladas.

En su presentación, la firma respaldó la nueva cuota en un aumento de eficiencia.

La entidad sostiene que no obtuvo respuesta de la empresa sobre los datos requeridos.

La CChEN, además, consigna que Albemarle alude a una “cuota original” y “nueva cuota” sin la claridad necesaria.

“En virtud de lo expresado, se hace necesario precisar que la solicitud en comento, de fecha 23 de marzo de 2018, carece de todos los antecedentes técnicos fundantes necesarios, los cuales fueron debidamente requeridos por CChEN, tanto por escrito como de manera verbal en reuniones solicitadas por la empresa mediante Ley de Lobby”, argumenta la resolución.