135 años de existencia celebra este miércoles la Sociedad Nacional de Minería, Sonami, constituyéndose en una de las organizaciones empresariales más antiguas del país.

“Desde su creación, Sonami no sólo ha estado ligada a la historia minera del país, sino también a la de Chile”, afirma Diego Hernández, actual presidente de la agrupación gremial.

Su fundación surge como iniciativa del gobierno del Presidente Domingo Santa María, a través de su ministro de Hacienda, el ingeniero de minas Pedro Lucio Cuadra, quien en julio de 1883, mediante decreto nombró una comisión de 17 hombres ilustres para examinar y estudiar la situación económica e industrial de la minería del país, dando origen en septiembre del mismo año a la Sociedad Nacional de Minería.

En la actualidad, la asociación agrupa a la pequeña, mediana y gran minería metálica y no metálica del país.

Aporte

Desde su fundación, Sonami ha participado activamente en las sucesivas modernizaciones del régimen legal minero que norma a la industria minera. Es así como ocurrió con los Códigos de 1888 y 1930, a lo que se sumó la Ley Orgánica Constitucional sobre Concesiones Mineras y el actual Código de Minería, promulgado en 1983.

También apoyó la creación de una institución de fomento para la pequeña minería, que permitió la existencia de la Caja de Crédito Minero y de la Empresa Nacional de Fundiciones, que en 1960 dieron origen a la Empresa Nacional de Minería.

Del seno de esta agrupación gremial surgieron también iniciativas destinadas a formar el Instituto de Ingenieros de Minas y el Ministerio de Minería.

“Con ocasión de este nuevo aniversario, quiero hacer un especial reconocimiento a todos los mineros y mineras, tanto grandes productores, como medianos y pequeños, que empujan a este país y a los cuales Sonami representa. Veo que cada uno de ellos están absolutamente comprometidos con el bien de Chile, valorando lo que somos y tenemos como nación”, afirmó Diego Hernández.