(El Mercurio) El empresario Andrónico Luksic respondió ayer por una supuesta responsabilidad en eventos de contaminación vinculados al concesionario del puerto nortino, Antofagasta Terminal Internacional (ATI), que controlan las empresas de propiedad de él y su familia, FCAB y SAAM.

Esto, luego que en un reportaje de El Mostrador se atribuyera la responsabilidad por la contaminación de Antofagasta con metales pesados como plomo y arsénico a este terminal. Luksic dijo que “si el Puerto de Antofagasta está contaminando, la autoridad debe cerrarlo ya. El dueño del puerto es el Estado de Chile y ATI es su concesionaria.

Por lo tanto, es la autoridad la que debe tomar esa decisión y si así lo resuelve, lo acataremos con todos los costos que esto implica”. Aseguró que él y su familia han sido testigos de la contaminación que históricamente ha tenido la ciudad por los minerales, resaltando que su padre y hermano fallecieron de cáncer y que él es parte de un grupo de riesgo por la presencia de arsénico en el agua. Agregó que es miope pensar que los problemas de contaminación de la ciudad se acaban eliminando el puerto y que todo va más allá de una sola firma.