(El Mercurio de Antofagasta) La comunidad de Coyo -asesorada por el exseremi de Medio Ambiente, Felipe Lerzundi- presentó una solicitud para suspender la evaluación del Estudio de Impacto Ambiental del proyecto “Continuidad operacional Minera Zaldívar”, por lo que consideró graves inconsistencias en su presentación.

En una carta dirigida a la directora regional (s) del Servicio de Evaluación Ambiental (SEA), Daniela Luza, la comunidad sostiene que identificó “algunos aspectos que no permiten contar con la totalidad de la información de forma clara y oportuna”. Hay que recordar que este proyecto ya fue rechazado por el Core, debido a que pide extender la operación de extracción de agua desde los pozos de Negrillar.

Desde la empresa aseguraron que su presentación ya fue acogida a tramitación por el SEA y que están despejando cada una de las observaciones planteadas por los organismos que participan del proceso.