(El Mercurio) Se trata de uno de los proyectos mineros más ambiciosos de la cartera actual, Quebrada Blanca II, extensión de la faena que hoy enfrentará una de sus etapas clave.

Esto, porque tal como lo adelantó «El Mercurio», hoy la iniciativa será sometida a la votación de la Comisión de Evaluación Ambiental de la Región de Tarapacá.

Se espera que el proyecto no enfrente mayores dificultades para conseguir su aprobación ambiental definitiva, poniendo en tierra derecha su concreción. Esto, luego de pasar más de dos años en evaluación ambiental, que incluyó hasta tres procesos de consultas a los servicios involucrados en el trámite.

Posterior a esto, la iniciativa tendrá que ser sancionada por la mesa de la firma, lo que podría pasar durante los próximos meses.

En paralelo, la canadiense Teck anunció la búsqueda de un socio para implementar la extensión, ya que esta tendrá una intensidad de capital superior a los US$ 5.000 millones. Una asociación podría darse antes de fin de año.