(El Mercurio) En una actividad realizada en la Empresa Portuaria de Valparaíso (EPV), el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, hizo ayer un anuncio para facilitar las operaciones de comercio exterior. La medida permitirá la interoperabilidad entre Sicex (Sistema Integrado de Comercio Exterior), Silogport (Sistema Logístico y Portuario de Valparaíso), Directemar y el Servicio Nacional de Aduanas.

A juicio de Larraín, esta interconexión digital entregará beneficios que ayudarán a mejorar la competitividad y productividad de las exportaciones chilenas.

Desde Hacienda calculan que con la medida se acortará, en promedio, en 10 días el ciclo documental de una exportación, lo que a su vez se traduce en que se podrá solicitar también la recuperación del IVA en promedio 10 días antes.

Larraín destacó que la facilitación de la operación en las exportaciones ayudará de esta forma a mejorar el flujo de caja de las empresas y a aliviar las necesidades de financiamiento, en especial de las pymes.

La interconexión entre los distintos actores del ciclo exportador permitirá eliminar la necesidad del BL (Bill of Lading) en papel para la legalización del Documento Único de Salida. Además, mejorará la trazabilidad de la carga, reforzando la capacidad de reacción y reagendamiento en caso de que la carga no haya sido embarcada, disminuyendo el tiempo y los costos asociados.

También se informó de un conjunto de medidas adicionales, que en régimen van a generar más de US$ 140 millones en ahorros para la cadena de comercio exterior y disminuir en más de 30% los tiempos del flujo documental.