(El Mercurio) Este martes 26 de junio, el timonel del directorio de Codelco, Juan Benavides, concurrió hasta La Moneda para convencer al Presidente Sebastián Piñera de que no solo es imperativo, sino que a la larga un buen negocio para el Estado de Chile, que Hacienda permitiera capitalizar la cuprera estatal.

Con cifras en mano y acompañado en la ocasión por el ministro de Minería, Baldo Prokurica, Benavides le mostró al Mandatario por qué necesitaba el dinero: para el período 2018-2023 está planificada una inversión de US$ 20.000 millones, con foco en proyectos estructurales, inversiones de sostenimiento del negocio, cumplimiento del Decreto Supremo 28 (captación de gases en fundiciones) y proyectos de desarrollo minero. Y si se le suma el quinquenio siguiente, el monto sube a US$ 40.000 millones.

Conocedores de la reunión relataron que Benavides le hizo ver a Piñera que aún con muy buenos excedentes, que llegaron a US$ 2.885 millones en 2017, la cuprera tiene un saldo negativo de US$ 1.000 millones por pago de la Ley Reservada del Cobre (que grava al 10% de sus ventas); los intereses por la deuda millonaria que tiene -y que bordea los US$ 14.000 millones-, además de otros gastos. En cambio, ha ido bajando costos, pese a que la industria minera tiene que hacer cada vez más desembolsos, principalmente debido a las mayores exigencias ambientales. «Tendríamos que tener un precio del cobre muy alto, del orden de los US$ 4 por libra, como para no necesitar la capitalización, pero ese escenario está fuera de toda proyección», sostiene un cercano al Presidente.

Así logró que, en medio de un plan de austeridad, Piñera abriera la billetera fiscal y se comprometiera a entregar US$ 1.000 millones entre 2018 y 2019. «Es una señal muy importante que entrega el Gobierno para sostener las inversiones de Codelco para los próximos años, porque esta compañía tiene una cartera importante de proyectos estructurales, que tienen por finalidad mantener la producción actual, y el Presidente Piñera así lo entendió», cuenta un conocedor de la conversación con el Mandatario.

Los US$ 1.000 millones comprometidos se suman a los US$ 2.295 millones que ha recibido la empresa desde 2014, cuyo destino es financiar los proyectos que mantendrán los niveles de producción de cobre en torno a las 1,7 millones de toneladas. Uno de los ítems que más le interesó a Piñera fue el de ahorro y costos respecto del resto de la industria.

A la fecha, Codelco ha reducido en alrededor de US$ 1.300 millones sus costos y esta austeridad se va a acentuar aún más, con las medidas impuestas por Hacienda y por el Presidente Sebastián Piñera, dicen en la cuprera estatal.

A marzo de este año, los principales proyectos de Codelco presentaban un avance de 56,2% en el caso de Chuquicamata Subterránea, 46,7% en Nuevo Nivel Mina de El Teniente y de 53,2% en Traspaso Andina.

La inversión en proyectos estructurales para los años 2018-2021 se materializa, específicamente, en Chuquicamata Subterránea (finalizar su construcción e iniciar su operación en 2019), Nuevo Nivel Mina El Teniente (avanzar en construcción de túneles y en los proyectos complementarios: Andesita y Diamante), Traspaso Andina (finalizar su construcción e iniciar su operación en 2020) y en el estudio de factibilidad de Rajo Inca de división Salvador.