(El Mercurio) Una inédita organización sindical es la que se acaba de crear al interior de Antofagasta Minerals (AMSA), brazo minero del grupo Luksic y una de las empresas más importantes de la industria local.

Los supervisores de la empresa decidieron formar una federación que reunirá a los representantes de las diferentes faenas que son operadas por AMSA: Los Pelambres, Centinela y Zaldívar. Solo restan representantes de Antucoya, donde aún no existe una organización del estamento supervisor.

La Federación de Sindicatos de Antofagasta Minerals (Fesam) se constituyó de manera formal el pasado 3 de mayo ante la Dirección del Trabajo, declarando sus representantes los desafíos que tendrán como organización. «Defender y representar a nuestros asociados, generar lazos de trabajo y sinergias con otras organizaciones, buscar relacionamientos colaborativos, crecer de manera orgánica y sustentable junto al grupo minero y consolidarnos en el tiempo», aseguraron.

Según explican desde la naciente organización, que será presidida por Celso Pardo, proveniente del sindicato de supervisores de minera Zaldívar, el foco estará en establecer un canal de comunicación corporativo para tratar temas transversales de la compañía, buscando «ser actores relevantes de los cambios estratégicos organizacionales del grupo minero».

A comienzos de mes, la Fesam se reunió con representantes de la empresa, donde entregaron cuatro puntos clave a tratar en conjunto. Entre ellos, el modelo operativo de la compañía, aludiendo a las jornadas de trabajo, contrataciones bajo el artículo 22 y tercerización de algunas labores; el cumplimiento de las metas de producción; temas de salud y seguridad; así como otras aristas de contingencia, entre ellas el bono de gestión, el aporte logístico, capacitaciones y prácticas antisindicales.

La entidad no tendría mayor injerencia en las negociaciones colectivas, ya que estas son directas entre cada faena y la empresa.