Camiones de carga nuevos, dotados de alta tecnología, automatizados, más seguros, amigables con el medio ambiente y menos ruidosos está adquiriendo la empresa Tamarugal Operadores Logísticos, especializada en servicios de transporte de carga terrestre nacional e internacional.

“En nuestros 45 años de trayectoria hemos participado prácticamente en todos los proyectos mineros construidos en Chile, Perú, Bolivia y Argentina. Hoy los cerca de 500 vehículos con los que contamos están enfocados principalmente al transporte de concentrado y barras, e insumos como ácido sulfúrico, entre las regiones de Tarapacá y Atacama”, precisa Javier Campillay, director Comercial de la firma.

Tras los impactos causados por la contracción que afectó a la minería entre 2014 y 2017, y los aluviones en el norte del país sucedidos en 2015, la compañía puso a prueba -y con éxito- su capacidad de resiliencia.

“Tras ejecutar una reingeniería financiera, dimos pie al desarrollo de un proceso de reingeniería operacional que se basa en la renovación del 100% de nuestra flota de equipos. Estamos adquiriendo camiones Mack y Renault de última generación con lo que esperamos mantener el liderazgo dentro del mercado”, destaca Campillay.

Pablo BunsterPablo Bunster, director de la empresa, precisa que cerca del 50% del concentrado de cobre que es transportado por carretera en las regiones de Tarapacá, Antofagasta y Atacama lo traslada Tamarugal. “En los años mencionados debimos enfrentar situaciones externas, económicas y climáticas. Pero logramos estabilizar la compañía, y hoy dar la señal más clara de consolidación con la compra de nuevos camiones”, puntualiza.

Con dos grandes sucursales matrices en Antofagasta y en Vallenar, la firma espera que pronto se reactive el desarrollo de proyectos mineros y con ello la construcción que conllevan.

FIDELIZACIÓN

“Grandes mineras como Caserones, Collahuasi, Mantos Copper, Lomas Bayas, Los Bronces, y divisiones de Codelco, entre otras, nos han preferido y esperamos que lo sigan haciendo, pues conocen la amplia experiencia que tenemos en gestión y administración de la cadena logística, y nuestro valor agregado: alta seguridad en el transporte”, afirma Campillay.

El ejecutivo sostiene que “nosotros trabajamos en rutas públicas, por donde transita todo el mundo. Y en muchas ocasiones transportamos sustancias peligrosas. Por eso nos preocupamos de contar con tecnología de punta y con los mejores operadores. Tamarugal tiene casi cero índice de rotación de conductores. La gente que entra a nuestro equipo se entrena y se mantiene. Nuestros trabajadores son los que operan en zonas pobladas, por eso son prioridad dentro de la compañía”.

NOVEDADES

Campillay indica los camiones que la empresa está adquiriendo para renovar su flota cuentan con tres innovaciones que elevan la seguridad del operador y en las carreteras.

“Una es un sistema de detección de fatiga con cámaras que observan el ojo del conductor, y que advierten los llamados micro sueños en los que la cabeza hace un movimiento brusco y breve hacia adelante o se pestañea muy rápido. Si eso ocurre suena una alarma o se avisa de la situación a través de GPS”, explica.

La segunda consiste en una tecnología que capta el control volumétrico de alcohol en la cabina. “Es decir, se detecta el hálito alcohólico que el operador expele, y si el grado es alto el motor no prende”, asevera.

Campillay sostiene que el tercero es la introducción de radares Doppler. “Podemos programar un número mínimo de metros de cercanía con el próximo vehículo y si ese margen se supera y el conductor pierde el control del vehículo, se le da al camión la instrucción de reducir velocidad o detenerse”, añade.

 

Tendencias TRANSPORTES TAMARUGAL.indd