(El Mercurio) Una semana invicta de bajas tuvo el cobre alcanzando su mayor valor desde enero de 2014 al cotizarse el viernes en US$ 3,29 por libra. Con un incremento de 6,58% en las últimas cinco jornadas, el metal anotó su mejor semana desde noviembre de 2016.

El avance que tuvo el cobre se debe a temores del mercado de que las negociaciones de Escondida -la mina privada a tajo abierto más grande del mundo- se asemejen a las del año pasado, cuando terminó en una huelga de 44 días, afectando la oferta del metal rojo.

Otro de los factores que incidieron en el precio del metal, según el informe semanal elaborado por Cochilco, es “una depreciación del dólar inducida por la reducción de probabilidad de que la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos realice una tercera alza de tasa de interés en lo que resta de 2018”.

Además, el informe menciona el sólido aumento de las importaciones de cobre por parte de China, país que demanda más del 50% de la producción de cobre a nivel mundial.