(Diario Financiero) Preparados para una eventual huelga se encuentra el Sindicato N°1 de Minera Escondida, el más grande de la minería privada en Chile. Así lo manifestó -este lunes- su vocero, Carlos Allendes, a la salida de una reunión con el ministro del Trabajo, Nicolás Monckeberg.

En la cita, los trabajadores señalaron al gobierno que esperan de ellos una participación activa. “Nosotros le dijimos al ministro que no le creemos nada a Escondida. No descartamos absolutamente nada cuando decimos que vamos a defender nuestra fuente laboral”, señaló Allendes.

Frente a esto, el dirigente detalló que como sindicato “estamos preparados para una nueva huelga”.

“Ya hemos hecho un fondo de recaudo, tenemos suficiente para mantenernos en una nueva paralización”, añadió sin precisar la cifra.

Nueva reforma laboral

Un punto al que el sindicato ha puesto especial atención son los beneficios que trae consigo la entrada en vigencia de la nueva reforma laboral. Según esto, explica Allendes, “nos beneficia porque somos el 97% de la fuerza laboral. De iniciar una huelga, esta reforma prohíbe los reemplazos”.

“Con la nueva reforma laboral tenemos el piso asegurado”, añadió, explicando que esto implicaría lo obtenido cuando luego de 44 días de huelga, se acogieron a un contrato colectivo por 18 meses.

“En la nueva ley todo eso que está ahí es el piso de negociación, entonces cambió radicalmente lo que teníamos en 2017 con lo que va a presentarse hoy. Hoy la empresa debiera respetar ese piso -ante lo que estamos alerta- y de ahí hacia arriba crecer”, puntualizó Allendes.

Plazos

Luego de una fallida negociación anticipada, en que el punto en discordia fueron los cambios propuestos por la empresa al sistema de salud de los trabajadores, el 1 de este mes se inició la negociación reglada. Así, en alrededor de 11 días Escondida debería responder a las peticiones del sindicato.

El contrato actual al que están suscritos los trabajadores expira el 31 de julio. Fecha tras la cual, de no haber acuerdo, se dará inicio al proceso de mediación.

Hasta ahora, el sindicato habla de un bono del 4% de las utilidades de la minera, lo que oscilaría entre los $21 millones y $25 millones.

“Esperemos que esta vez Minera Escondida cambie su postura tozuda de intentar quitarnos los beneficios” finalizó Carlos Allendes.