(El Mercurio)  El viernes pasado se inició de manera oficial la negociación entre Minera Escondida y el Sindicato de Trabajadores N° 1 de la compañía. Sin embargo, en paralelo, la firma controladora de la faena, la anglo-australiana BHP, se encuentra en medio de las tratativas con la segunda mina más grande que tienen en Chile, Spence.

Al igual que como ocurrió en su momento con los trabajadores de Escondida, la compañía les ofreció a los trabajadores adelantar las negociaciones, lo que se concretó y que incluso ya se encuentra en su última etapa. Durante estos días, los cerca de 900 socios que tiene la organización se encuentran votando la oferta, que consta de un bono de término de negociación de unos $13,5 millones y que se extendería por 36 meses de duración.

La propuesta está siendo sociabilizada en asambleas y los resultados se darán a conocer el próximo 10 de junio, aseguraron desde el sindicato.

La idea de BHP es replicar la estrategia que utilizaron con el sindicato de supervisores del mismo yacimiento, cuando en marzo pasado acordaron la negociación colectiva de manera anticipada.

En cuanto a los trabajadores del Sindicato N° 1 de Minera Escondida, estos se encuentran en medio de reuniones con autoridades del gobierno central. Ayer se juntaron con el ministro del Trabajo, Nicolás Monckeberg, y el miércoles será el turno del director del Trabajo, Mauricio Peñaloza.

Según explicó el vocero de la organización, Carlos Allendes, el objetivo es dar a conocer al gobierno las credenciales del movimiento y pedir “la participación activa como ministro y como garantes, para que se respete el proceso de negociación como corresponde”.

Las principales demandas de los trabajadores de la faena privada más grande del mundo contemplan mantener las condiciones del programa de salud que tienen los socios del sindicato, así como elevar los fondos destinados a la educación de los hijos. Los representantes también han pedido mejoras en los sistemas de capacitación de los operarios, además de un bono de término de negociación de entre $21 y $25 millones.