(Diario Financiero) Tesla, el gigante tecnológico de vehículos electrónicos, cerró un acuerdo con la minera australiana Kidman Resources para que la abastezca de litio en la próxima década.

Kidman está desarrollando un proyecto de litio en Australia Occidental llamado Mt. Holland, iniciativa que está emprendiendo a través de un joint venture con la chilena SQM.

El acuerdo contempla un plazo inicial de tres años, informó la compañía basada en Melbourne, y la construcción de la mina que abastecerá la refinería en Australia Occidental comenzará en 2019.

Los fabricantes de baterías y vehículos electrónicos, como Tesla, están en una carrera desatada por asegurar contratos de suministro para productos clave, como el litio.

“El acuerdo con Tesla es un importante hito para Kidman”, señaló el director ejecutivo de la firma, Martin Donohue, a través de un comunicado citado por Bloomberg.

El proyecto considera tanto una mina de litio como una refinería para procesar el material, cuya construcción comenzará en 2021. Actualmente, la mayor parte del litio producido en Australia, es enviado a China para ser procesado.

Tensión con Tesla

El apetito de Tesla por insumo ha generado además expectativas de un posible acuerdo entre el gigante estadounidense y las autoridades en Chile, el mayor productor mundial de litio, más allá de un acuerdo con SQM.

A comienzos de año, el ex vicepresidente ejecutivo de la corporación, Eduardo Bitran se reunió con altos ejecutivos de la empresa encabezada por Elon Musk.

Sin embargo, la nueva administración de Corfo no vería con buenos ojos un pacto. Tras participar en la comisión de Economía de la Cámara de Diputados, el asesor de Corfo Leonardo Valenzuela fue tajante en señalar que no ha habido avances en las conversaciones y además se mostró crítico del actual de Tesla.

“Tesla quiere hidróxido de litio a precio de huevo. Este producto se comercializa a US$ 16.000 la tonelada y Tesla lo quiere comprar a US$ 8.000, por lo que hay muy poco avance en esa materia”, declaró Valenzuela.