(Diario Financiero) A última hora del viernes el gobierno, a través del Ministerio de Minería, dio a conocer a los nuevos directores que se incorporan a la mesa directiva de Codelco, en remplazo de Dante Contreras y de Laura Albornoz.

Sin embargo, a pesar de las nominaciones de Hernán de Solminihac e Ignacio Briones, la sorpresa vino de la mano de la ausencia de quien será el nuevo presidente de la instancia, en el puesto que dejó vacío Óscar Landerretche.

El nombramiento es facultad exclusiva del presidente Sebastián Piñera, quien decidió postergar y dejar en suspenso la nominación. Según fuentes de gobierno, la difícil agenda que tuvo que enfrentar el Ejecutivo en los últimos días, entre los que se constatan los problemas ocurridos con el Ministerio de Salud por el reglamento de la ley de aborto y la polémica por el viaje del titular de Hacienda a Harvard, movieron el foco, e hicieron dilatar una definición al respecto.

Incluso hay quienes plantean que hubo confusiones en La Moneda respecto a cómo se debía dar a conocer la nominación.

Otra de las razones que habría detrás del retraso en la definición está en que a pesar de que el presidente del directorio puede ser cualquiera de los nueve integrantes, el gobierno se habría decantado por dejar reservado este puesto al nombre que resta por conocerse, por lo que se encuentran haciendo una revisión exhaustiva de los antecedentes de los candidatos.

En esa línea, y a pesar de que Codelco no cuenta con una norma de paridad de género, como sí ocurre con TVN, se espera que la nominación recaiga sobre una mujer, ya que los ocho miembros restantes son hombres: Isidoro Palma, Juan Enrique Morales, Blas Tomic, Paul Schiodtz, Raimundo Espinoza y Ghassan Dayoub, a los que se suman De Solminihac y Briones.

Con esos antecedentes, las cartas que corren con ventaja son las exministras de Educación, Carolina Schmidt, y del Sernam, Loreto Seguel.

Las presión de los plazos

Con todo, según la Ley de gobierno corporativo de la estatal, no existen plazos perentorios para completar la plaza restante, ya que la normativa se refiere a que el 10 de mayo pasado terminaron los períodos de los directores salientes.

En ese escenario, la presión para el gobierno está relacionada con no interferir en las tareas propias de la mesa directiva, ya que para la próxima semana están planificadas las rondas de los comités de directores, etapa previa a la sesión de directorio, a realizarse una semana después, la que además debe ser citada por el mandamás de la mesa.

No obstante, desde presidencia informaron que el mandatario está trabajando sobre la propuesta, la cual tiene sobre su escritorio. Consultada, la vocera de gobierno, Cecilia Pérez, declaró escuetamente que “dentro de esta semana, vamos a darlo a conocer”.

La situación ha generado cierto ruido al interior de la mesa de la estatal, y es que si bien la empresa continúa funcionando de manera normal, se requiere de un alto mando para enfrentar los desafíos por los que atraviesa la cuprífera.

“El buen criterio para asumir una función de este tipo requiere de un período imprescindible de reuniones e inducción en los temas. Llama la atención la demora que ha habido, porque hay un tema de dirección superior que son los contenidos que se conversan más allá de la gestión, que se tienen que ir estructurando dentro de una empresa tan grande, hay temas que requieren conversación y conocimiento”, explica uno un integrante de la mesa Codelco que prefiere reservar su identidad.