El Primer Tribunal Ambiental, con sede en Antofagasta, resolvió acoger el recurso de reclamación presentado por la empresa Andes Iron en contra de la decisión del Comité de Ministros que en agosto rechazó el permiso ambiental del proyecto minero portuario Dominga.

“Ordenar retrotraer el procedimiento de evaluación ambiental a la etapa posterior al Informe Consolidado de Evaluación, de manera tal que se proceda a una nueva votación -esta vez ajustada a derecho- de parte de la Comisión de Evaluación Ambiental de la Región de Coquimbo”, indica la resolución.

De este modo la Comisión de Evaluación Ambiental de Coquimbo deberá volver a revisar el permiso ambiental de la iniciativa.

El fallo fue por un acuerdo de unanimidad de los Ministros Titulares integrantes de la sala del 1TA, Mauricio Oviedo, Daniel Guevara y Marcelo Hernández.

“Luego de un profundo análisis del extenso y complejo expediente el Tribunal determinó, entre otras cosas, que la votación de los Seremis para rechazar el proyecto en la COEVA, no habría estado debidamente motivada y fundada en sus aspectos técnicos, y por tanto el Comité de Ministros no se encontraba en situación de haber convalidado dicho vicio esencial sin vulnerar sustancialmente las reglas elementales del debido proceso desnaturalizando de esa manera la lógica y los fines del Sistema de Evaluación Ambiental”, subraya la resolución.

Fallo

El Primer Tribunal Ambiental resolvió lo siguiente:

Nº1: Acoger la reclamación judicial interpuesta por Andes Iron.

Nº2: Anular la resolución 1.146 de fecha 13 de octubre del 2017 del Director Ejecutivo del SEA en su calidad de Secretario Ejecutivo del Comité de Ministros

Nº3: Anular el acuerdo Nº 08/2018 del Comité de Ministros.

Nº4: Anular la Resolución exenta Nº 0025 del 14 de marzo del 2017 (RCA), de la Comisión de Evaluación Ambiental, COEVA

Nº5: Ordenar retrotraer el procedimiento de evaluación ambiental a la etapa posterior al informe consolidado de evaluación, de manera tal que se proceda a una nueva votación – esta vez ajustada a derecho- de parte de la COEVA, de la Región de Coquimbo.

La sentencia se encuentra disponible en el Sistema de Gestión de Causas del 1TA.

Antecedentes

– El 1 de diciembre del 2017, el Primer Tribunal Ambiental admitió a trámite la reclamación presentada por la Empresa Andes Iron en contra del Comité de Ministros conforme lo dispuesto por el artículo 27 de la Ley 20.600.

– Entre el 23 y el 25 de enero del 2018 en Antofagasta, se llevaron a cabo las 3 jornadas de audiencias por la reclamación caratulada como R-1-2017 en la que participaron el reclamante Andes Iron y el reclamado SEA, además de 3 terceros coadyuvantes por la parte reclamante y 4 terceros coadyuvantes por la parte reclamada y 2 terceros independientes, en total 11 abogados representantes de más de 10 mil personas.

– Entre el 7 y el 9 de febrero del 2018 en la región de Coquimbo se llevó a cabo la Inspección Personal del Tribunal decretada como medida para mejor resolver en el caso. La diligencia contempló un recorrido terrestre y marítimo por la comuna de la Higuera.

– El 23 de marzo del 2018 el 1TA la causa quedó en acuerdo para resolver, instancia en la que se determinó que el Ministro redactor del fallo sería el Ministro Titular en Ciencias Marcelo Hernández.
27 de abril del 2018, casi un mes después del acuerdo, el 1TA dictó sentencia por unanimidad de los Ministros.

Según la empresa, la resolución tomada en agosto por el Comité de Ministros – y que dio origen a un conflicto al interior del gobierno que terminó con la inédita renuncia del equipo económico de la administración de Michelle Bachelet: los ministros de Hacienda, Rodrigo Valdés, de Economía, Luis Felipe Céspedes y el subsecretario de Hacienda, Alejandro Micco – tuvo vicios en su proceso.

El Tribunal Ambiental tenía tres opciones, rechazar el recurso o, en el caso que aceptara la tesis de que hubo vicios en el proceso, retrotraer la iniciativa a una etapa anterior de su tramitación ambiental la que podía ser marzo de 2017, cuando la Comisión de Evaluación Ambiental (CEA) de Coquimbo rechazó el permiso ambiental del proyecto, o a agosto de 2017, cuando el Comité de Ministros tomó la misma decisión.

El Estudio de Impacto Ambiental del proyecto por US$2.500 millones y que considera el desarrollo de una mina de hierro y cobre además de un puerto que se emplazarían en la comuna de la Higuera, en la Cuarta Región, fue presentado a evaluación en septiembre de 2013.