(El Mercurio) Con el objetivo de relevar temas como productividad y equidad de género, desarrollo de carrera y conciliación, y los desafíos país en torno a la participación laboral femenina el próximo jueves 19 de este mes se realizará el Seminario Mujer y Minería “Incorporación, Desarrollo y Productividad”, cuya chairwoman es Katharina Jenny, gerente Corporativo de Seguridad y Salud de Antofagasta Minerals.

En ese contexto, la alta ejecutiva señala que “el sector minero está avanzando en la incorporación de las mujeres a su fuerza laboral. En esta ocasión, en el Seminario Mujer y Minería, más que dedicarnos a repasar lo que las empresas y el sector ha hecho en esta materia, queremos abordar los desafíos que existen para que las mujeres se desarrollen y permanezcan en la industria. En otras palabras, queremos abordar aquello que hace falta, desde lo público y lo privado, para que logremos tener una fuerza laboral mixta”.

Respecto al adelanto del seminario, el cual se llevará a cabo días antes de la principal feria minera de Latinoamérica, la chairwoman señala que “decidimos anticiparlo para entregarle un carácter más amplio en términos de convocatoria y de análisis. Queremos invitar a otros sectores e industrias para nutrir la reflexión del sector minero y para compartir también nuestros avances y preocupaciones. En ese sentido, es difícil competir dentro de la feria con temas más técnicos que acaparan la atención de los líderes de la industria y el objetivo es que ellos compartan nuestra reflexión”.

Katharina Jenny sostiene que las empresas y los sectores industriales se encuentran trabajando en ser más diversas e inclusivas, lo cual “traerá beneficios en términos reputacionales. Pero esa no debe ser la motivación principal, esa es una ganancia adicional, los cambios no se hacen solo para estar mejor en un ranking”.

“Es lo mismo que sucede con el tema de la seguridad, no tener fatalidades te posiciona de mejor manera, pero lo importante y central es que las empresas se comprometan, trabajen y destinen recursos para evitar los accidentes, porque lo que está al centro es la vida”, explica.

En ese sentido, la chairwoman del seminario precisa que “lo que realmente mueve a las empresas para emprender este camino de cambio cultural y de gestión, que implica tener una fuerza laboral mixta y diversa, es contribuir positivamente al desempeño de los equipos de alto rendimiento. La verdadera prueba no es el porcentaje de mujeres o el lugar en el ranking, sino es ser consistentes entre lo que la empresa afirma, realiza y gestiona, en pos de mejores resultados para el negocio”.