La Asociación de Industriales de Antofagasta (AIA), a través del Centro de Expensionismo Tecnológico (CET) certificó la competitividad y el desarrollo de proveedores mineros que lograron optimizar procesos productivos y mejorar la gestión logística.

Esas fueron algunas de las ganancias que obtuvieron las pymes que recibieron la asistencia técnica de la entidad, sin costo y durante cuatro meses.

Al respecto, Patricio Lazcano, director ejecutivo del proyecto, afirmó que “la industria minera de clase mundial requiere de proveedores altamente competitivos. Es por ello nuestro compromiso, especialmente con las pymes mineras y su desarrollo”.

En 2016 nació el Centro de Extensionismo Tecnológico para proveedores mineros, proyecto ejecutado por la AIA y cofinanciado por Corfo. En 2017, un total de 86 empresas recibió los servicios especializados del CET.

Respecto a los desafíos para este año, Lazcano indicó que estos vienen dados por seguir construyendo el “Road Map Tecnológico” para su eficiencia operacional.