“Mujer y Minería: incorporación, desarrollo y productividad” es el nombre del seminario que pondrá en contacto a las mujeres del mundo de la minería con los tomadores de decisiones del sector, en el marco de Expomin 2018.

El evento se realizará el jueves 19 de abril en el Hotel Cumbres y pondrá acento en temas como productividad y equidad de género, desarrollo de carrera y conciliación, y los desafíos país en torno a la participación laboral femenina, explica la chairwoman del encuentro, Katharina Jenny.

“Queremos que este seminario vaya más allá y no quede en una instancia de discusión momentánea. Nuestra idea no es sólo tener a mujeres participando, el seminario también está enfocado en hombres que toman decisiones en la industria minera, tanto en el ámbito público como privado. Nos interesa poder trascender con acciones concretas y cómo hacemos que las mujeres estén en el centro de la cadena de valor del negocio de producción de cobre propiamente tal”, explica la ejecutiva respecto a esta actividad, inserta en el XV Congreso Internacional Expomin “Innovación para el desarrollo minero”, que será presidido por Iván Arriagada, CEO de Antofagasta plc.

La gerente Corporativa de Salud y Seguridad de Antofagasta Minerals señala que en esta ocasión apuntaron a darle un realce especial al tema de la mujer en la minería, se traducirá en la firma de un protocolo de acuerdo, el cual es un llamado a las empresas participantes de Expomin 2018 a fortalecer la imagen de la mujer en la industria minera, basándose en el rol y responsabilidad que ha asumido y/o debe seguir asumiendo, al incorporarse a la fuerza laboral del sector.

Conciliación

La inclusión de las mujeres en el rubro ha pasado de un 7,1% en 2012 a un 7,9% en 2017, de acuerdo a las estadísticas del Consejo Minero. Si bien existe un avance, el porcentaje  está lejos de las estadísticas de países como Canadá, que alcanza un 19,6% de participación femenina.

En puestos de liderazgo, el estudio “Fuerza Laboral de la Gran Minería Chilena 2017-2026” añade que el 9,4% de los cargos de directores y gerentes, el 10,1% de subgerentes y superintendentes y el 9,1% de las jefaturas son ejercidos por mujeres; mientras que la cifra desciende a 4,8% en puestos de supervisores.

“Hemos avanzado en la incorporación de mujeres en roles de alta administración, pero nuestra visión es que en la industria minera todos los roles pueden ser desempeñados por hombres y por mujeres, desde  la operación de equipos hasta la presidencia ejecutiva de una compañía”, enfatiza Katharina Jenny.

Para la chairwoman del seminario, más allá de estas cifras, la palabra clave es ‘conciliación’. “La mayoría de las empresas tienen cuotas de incorporación, pero el gran desafío es cómo retenemos a esas mujeres, cómo las desarrollamos profesionalmente y cómo hacemos de la minería una industria atractiva y más amigable para trabajar. Si no avanzamos en estos temas, podemos seguir incorporando mujeres, pero al final van a entrar y salir; no vamos a estar solucionando el déficit de mujeres que hay en la industria”, argumenta.

El seminario también abordará los beneficios de la participación laboral femenina en el sector, a partir de estudios como el de la Comisión Nacional de Productividad. “Está comprobado que la incorporación de mujeres, y de personas con distintas experiencias y formaciones, contribuye positivamente al rendimiento de los equipos de alto desempeño. Lo que es un beneficio para la empresa, la organización, el Estado y el país”, detalla la gerente Corporativa de Salud y Seguridad de Antofagasta Minerals.