(El Mercurio) La creación de un nuevo sindicato en Minera Escondida se resolverá el próximo 20 de febrero, día hasta el que se extendieron las votaciones para que los trabajadores de la faena puedan aprobar las bases de esta nueva organización.

Un grupo de disidentes de la gestión de la actual dirigencia del sindicato número 1 de la compañía -única agrupación de operarios hasta ahora- levantó la idea de crear un nuevo referente, como respuesta a su disconformidad por cómo se llevó la negociación colectiva de 2017, que terminó sin acuerdo pese a estar 44 días en huelga.

Para que estos trabajadores puedan establecer un sindicato paralelo, necesitan de al menos un 10% de los operarios que se afilien a la organización, es decir, al menos 250.

Uno de los voceros de este nuevo grupo, Marcelo Fonseca, comenta que ayer aumentó la afluencia de trabajadores que fueron a inscribirse, calculando en unos 100 los inscritos. “Estamos optimistas respecto a poder alcanzar el número necesario para crear el sindicato”, señaló.

Agregó que el proceso ha sido afectado por represalias provenientes del Sindicato N° 1, pero piensa que el apoyo del ex dirigente de esa organización Pedro Marín inspirará que trabajadores se asocien en el nuevo sindicato. Añadió que de crearse, sí podrían negociar anticipadamente con la empresa.