(El Mercurio) La minera canadiense MGX eligió a Chile para arribar al denominado “triángulo del litio” -que también conforman Argentina y Bolivia-, y para ello se asociaron con la nacional Kura Minerals, firma asesora conformada por ex altos ejecutivos de grandes mineras.

La compañía buscará oportunidades para explorar litio y desarrollar proyectos, aunque también apuestan por asociaciones con otros actores -como pueden ser SQM y Albemarle-. A su vez, probarán en el país una nueva tecnología para procesar salmueras.

Actualmente, MGX Minerals cuenta con más de 800 mil hectáreas en proyectos prospectivos de litio, magnesio y otros elementos, ubicados todos en Norteamérica.

“La intención de MGX es expandir su portafolio de proyectos al triángulo del litio, y Chile será el paso inicial. Colaboremos con ellos en identificar distintas oportunidades de negocios, como asociarse a proyectos existentes en producción o comenzar a explorar nuevos proyectos”, explica el ex BHP y uno de los fundadores de Kura Minerals, Francisco Acuña.

“Chile es un ejemplo donde si bien existen problemas, las instituciones funcionan, mucho más que en los países vecinos, lo que genera certidumbre en las inversiones, además de contar con un historial de país minero. Los inversionistas, en general, conocen los problemas, pero confían en el país”, añade el ex Anglo American y socio de Kura Minerals, Thomas Eggers, respecto de la decisión de la canadiense de arribar al país.

La compañía buscará, además, opciones de alianzas con actores de la industria que ya están posicionados en el país, como SQM y Albemarle -los actuales productores de litio en el salar de Atacama-, empresas que estén desarrollando nuevos proyectos y organismos como Corfo o universidades.

“Creemos que existe una oportunidad de negocios con los distintos actores, porque MGX apuesta a la exploración y desarrollo de depósitos, como también probar su nueva tecnología”, comenta Acuña.

La norteamericana, a través de una filial, desarrolló una tecnología patentada que, dicen, ofrecería un cambio en el procesamiento de salmueras y otras soluciones ricas en litio y otros elementos de interés. Este proceso, comentan, tendría una ventaja respecto de la tradicional evaporación solar utilizada en el salar de Atacama. Esto, ya que sería más eficiente y con menor huella ambiental.

Por lo anterior, construirán la primera planta a escala demostrativa en Chile de esta tecnología.