(Diario Financiero) El miércoles pasado se dio inicio formalmente a las negociaciones entre Minera Los Pelambres y el sindicato de trabajadores, esto luego de que las tratativas entre las partes que buscaban adelantar el proceso en septiembre del año pasado, no tuvieron éxito.

La empresa, controlada por Antofagasta Minerals (AMSA), brazo minero del grupo Luksic, recibió la propuesta de los trabajadores, quienes comentaron que el petitorio que armaron se basa en beneficios de carácter estructural, dentro de los que se incluyen incremento real de sueldos base, cláusulas de ajustes y modificación de escalas respecto del cumplimiento, así como pago de los bonos variables, aumentos en materia de escolaridad, mejoras en indemnización por años de servicio, entre otras.

Las peticiones, dicen los trabajadores, se basan en los buenos resultados de la empresa y en los bajos costos que presenta la faena, una de las más eficientes del mundo, con un costo C1 de US$ 1,06 la libra en 2016, a lo que se suma que Pelambres aportaría del orden del 60% del Ebitda del grupo AMSA y alrededor de un 48% de la producción.

El proceso se da luego de que la Dirección del Trabajo entregara su veredicto respecto a los servicios mínimos que tendrían que existir en caso de que la negociación fracase y se llegue a una huelga. Así, según explicaron los trabajadores, sólo habría necesidad de tener equipos de emergencia disponibles.

De concretarse este escenario, sería la primera vez en la historia del grupo AMSA que se vea enfrentada a una paralización, situación que ya supo sortear el año pasado, cuando la negociación colectiva con mina Zaldívar fue aprobado en última instancia por parte de los trabajadores, a cambio de un bono por término superior a los $ 12 millones.

De todos modos, la lejanía entre las posiciones avizoran una difícil negociación, es por esto que los miembros del sindicato, quienes en su momento hablaron sobre una “brecha insalvable”, formaron un pozo de reserva en caso de que se haga efectiva la huelga, en el cual se acumulan $ 216 millones aportados por los 450 socios de la organización.