(Diario Financiero) “No da lo mismo quién gane, pero esta elección no está jugada”, advierte el presidente de la Sociedad Nacional de Minería (Sonami), Diego Hernández, respecto a la elección presidencial de este domingo.

Asegura que tal como ocurre con la industria minera, el país no puede desaprovechar la oportunidad de retomar el ritmo de las últimas décadas, ad portas de una recuperación tanto de la economía sectorial, como global.

– ¿Qué se juega el país en esta elección?

– Se juega algo bien importante, cambiar la tendencia que hemos tenido de cuál es la estrategia para seguir creciendo y llegar al desarrollo, porque en los últimos años no hemos avanzado en el camino correcto y esta es la oportunidad de volver a poner al país en la ruta. Si no lo hacemos ahora, vamos a perder otros cuatro años.

– El mercado ya tiene internalizado el triunfo de un candidato, ¿lo ve tan así?

– Esto es política y las encuestas siempre se pueden equivocar, sobretodo en un escenario de cambio del sistema político, de nuevos actores y con reglas distintas. Naturalmente se necesita un cambio de tendencia y que el desarrollo económico vuelva a través de más inversión y mejores regulaciones de manera urgente. El país se dio cuenta que primero hay que generar la riqueza y después repartir, no se puede hacer al revés.

Hay candidaturas que les puede ir mejor en eso, pero el mensaje del crecimiento es muy importante y la mayoría de los candidatos que tienen posibilidades de ganar están de acuerdo y eso tranquiliza. El problema es qué candidato puede hacer de eso una realidad.

– En los últimos años se ha visto una mayor abstención, ¿cree que ha afectado la desafección de los jóvenes por la política?

– Sin duda, hay un problema de cambio generacional, el equipo político no se ha ido renovando como debería, lo que hace que la gente joven se vea perjudicada y eso ha pasado la cuenta, porque vemos cómo se organizan fuera de los partidos tradicionales.

– ¿Puede bajar más la participación?

– Espero que no, es importante votar y participar, hemos visto cómo las organizaciones sociales tienen más peso y hay muchas reivindicaciones, la contrapartida es que tengan que elegir sus autoridades.

Impulso de la minería

– ¿Cómo ve las propuestas respecto a la minería?

– Vimos los programas y, en minería, varias candidaturas tienen un programa, donde hemos visto con satisfacción que muchas de las ideas que hemos discutido y propuesto están recogidas. Por primera vez vemos programas de la minería más completos, antes se limitaban a una frase sobre Codelco y algo más.

– ¿Los políticos se dieron cuenta de la importancia del sector luego de los años de precios bajos?

– La crisis que tuvimos sirvió para tomar conciencia de la importancia que tiene la minería en la economía nacional, porque disminuyeron los impuestos, se paralizó la inversión y sin inversión no hay crecimiento, y sin crecimiento no hay desarrollo. Esto se suma al paro de Minera Escondida con el que se vio afectado el PIB del año y el Imacec, eso se pudo ver y analizar.

– ¿Qué debe hacer el próximo gobierno con Codelco?

– Codelco tiene desafíos importantes, principalmente con los proyectos estructurales, pero el problema es cómo financiarlos, porque la deuda está bastante alta y no puede seguir creciendo. El dueño tiene que hacer un esfuerzo para que una parte de las utilidades se queden en la empresa y ver cómo equilibrar lo que va para el Fisco. Este es un equilibrio delicado que históricamente no ha sido así, por lo que hay que cambiarlo, creo que hay conciencia de que hay que hacerlo.

– ¿Y a través de cambios a la Ley Reservada del Cobre?

– A ver, esto es cómo el Fisco elige financiar a las Fuerzas Armadas y sería mucho más sano que fuera igual que el resto de las instituciones públicas, o sea, a través del Presupuesto nacional. Naturalmente que hay que pensar en un presupuesto plurianual y una visión de mediano y largo plazo, pero creo que es el momento de discutir y de derogar la Ley Reservada.

– ¿Cómo traer de vuelta la inversión minera al país?

– La cartera de proyectos chilenos es competitiva, pero no es extraordinaria, entonces los inversionistas para considerar la calidad de estos van a ver si está la certeza jurídica, las condiciones para poder recuperar sus inversiones. Todo eso se debe mejorar. Haciendo una analogía con el tema eléctrico, en Chile hace muchos años se discutió el diagnóstico y lo que hizo el ministro Máximo Pacheco fue transformar esto en un plan de acción con resultados de corto, mediano y largo plazo, que finalmente hicieron que la matriz eléctrica sufriera un cambio estructural. En minería necesitamos algo parecido, algunos cambios no tan profundos que pueden hacerse rápidamente.

Los gobiernos son de cuatro años, por lo que si la próxima administración no toma medidas inmediatas para fomentar estos proyectos, vamos a perder la oportunidad. No se necesita reinventar todo, están claros los puntos débiles y fuertes y ojalá el próximo gobierno lo haga.