(Diario Financiero) El cobre sigue subiendo en los mercados internacionales mientras los grandes bancos internacionales no se ponen de acuerdo en relación a los fundamentos detrás de ese impulso y si se mantendrá esta tendencia.

El cobre ha escalado 28,5% en lo que va del año en medio de las señales de la buena salud de la economía china, el mayor consumidor mundial, los menores niveles de oferta y las expectativas de una demanda más acelerada a medida que se recuperan las grandes economías.

En ese contexto, Goldman Sachs elevó su cálculo de 12 meses en un 28% a US$7.050 la tonelada, lo que equivale a US$ 3,1978 por libra.

«Los mercados no han apreciado del todo la naturaleza sincronizada del crecimiento global y la reducción de los riesgos a la baja de China», dijo la compañía en un comunicado.

Los precios del metal rojo han escalado más de un 50% en los últimos 12 meses hasta alcanzar el nivel más alto en más de tres años, convirtiéndolo en la materia prima de mejor rendimiento del Bloomberg Commodity Index.

No obstante, hay entidades que no son tan optimistas y que incluso le ponen fecha de término al rally alcista. Para Barclays, el fin de esta importante escalada en el precio del principal producto de exportación del país, se produciría dentro de un mes.

«Hay algo definitivamente extraño en este rally, ya que los fundamentales del mercado, aunque han mejorado, no se han modificado significativamente», dijo Dane Davis, analista de Barclays.
El especialista explicó que, cuando los inventarios del cobre comiencen a recuperarse, el rally del metal comenzará a concluir.

Proyecciones más, proyecciones menos, el precio del copmmodity continúa subiendo en Londres, recuperando una importante marca sicológica.

Al cierre de las operaciones en el mercado spot de la Bolsa de Metales de Londres, cobre se cotizó en US$ 3,2085, lo que representa un alza de 1,65% en relación al cierre del lunes y su cota más alta desde el 26 de agosto de 2014.