La tecnología de tronaduras inalámbrica desarrollada por Orica, ya está siendo utilizada en dos proyectos mineros: Ernest Henry Mine-Glencore (Australia) y Musselwhite Mine (Canadá).

El primer paso de la puesta en marcha de este sistema en Latinoamérica se dará en Chile, por lo que la compañía australiana realizó las pruebas de validación exigidas por el Instituto de Investigaciones y Control del Ejército (Idic) en la Región de Antofagasta. De esta manera, luego de la autorización correspondiente por parte de la autoridad, Orica podrá comercializar y aplicar este sistema.

Webgen, el sistema de iniciación electrónica totalmente inalámbrico desarrollado por la firma, se está aplicando en operaciones subterráneas y próximamente estará en condiciones de ser aplicada en minas a rajo abierto.

Mediante un comunicado, la empresa destacó los beneficios de esta innovación tecnológica. Entre ellos se cuentan el resguardo de la seguridad del personal al eliminar la exposición a actividades de alto riesgo; la simplificación de la gestión de las distintas etapas del proceso; y la disminución de los tiempos de ejecución gracias a la administración remota de las tronaduras.

Christian Contador, gerente general de Orica Chile, afirmó que la tronadura inalámbrica es “una innovación disruptiva que permite cambiar radicalmente los métodos de explotación de los yacimientos mineros y acercar la minería del futuro a nuestra realidad. Es un gran avance hacia la automatización y la teleoperación de las faenas, lo que permite un aumento en la producción y mayor seguridad para los trabajadores”.