Esta publicidad se cerrará en segundos Cerrar
Polpaico

Grupo Hurtado Vicuña define plan de negocios para Polpaico y establece sinergias con BSA

Creó una sociedad donde agrupará sus operaciones. La transacción será financiada con recursos propios y con créditos por hasta US$ 100 millones.

(Diario Financiero) A partir de hoy y hasta el miércoles 9 de agosto se extenderá la Oferta Pública de Adquisición de Acciones (OPA) que lanzó el grupo Hurtado Vicuña para quedarse con el control de la cementera Polpaico.

Y la sociedad -que ya logró el respaldo de la Fiscalía Nacional Económica y el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia- está dando los primeros pasos para consolidar lo que será la mayor empresa de este rubro en el país, dando luces de lo que serán sus primeros meses de operación.

Esto, porque a inicios de mayo formó Gamma Cementos, sociedad cuyo directorio compone Juan José Hurtado Vicuña, Pedro José Hurtado Vicuña y Felipe Silva Méndez, que actuará como matriz de Cementos Bicentenario (BSA) -donde es titular del 98,99%-, y próximamente de Polpaico, donde tendrán al menos el 54,32% de participación producto del acuerdo al que llegaron con los suizos de LafargeHolcim.

En el prospecto de la OPA, se dan los primeros lineamientos que tendrá el plan de negocios de Gamma Cementos, el que será precisado una vez se cuente con información del activo que están adquiriendo.

Lo primero que establece es que al actuar Polpaico y BSA como parte de un mismo grupo, podrán competir con mayor eficacia en el mercado del hormigón premezclado, “eventualmente aprovechando ventajas derivadas de capacidad no utilizada en las plantas de molienda de Polpaico ubicadas en las comunas de Coronel y Mejillones que se usaría para suministrar cemento a plantas de hormigón premezclado en dichas zonas actualmente abastecidas con cemento importado”.

Esto, además de aprovechar ventajas logísticas de BSA en la zona central para producir cemento con Clinker importado. Agregó que BSA seguirá internando esta materia prima para su nueva planta en Quilicura, que recientemente tuvo su puesta en marcha y tiene una capacidad de 950 mil toneladas.

Una vez que se concrete el traspaso de Polpaico, se implementarán acciones para independizarla de la matriz suiza en términos de información, sistemas contables y de control, compra de insumos, entre otros.

Agrega que eventualmente, tras un análisis posterior a la toma de control, se podría evaluar la conveniencia de una mayor integración entre Polpaico y BSA, mediante una fusión u otro mecanismo. Aunque, de todos modos, en el documento se establece que en los próximos 12 meses, el grupo Hurtado Vicuña no tiene entre sus planes cerrar Polpaico, vender alguna participación relevante de sus activos o realizar cambios materiales en la sociedad.

Las dimensiones de BSA

Un detalle que dio a conocer el documento es la dimensión que tiene BSA. Esto porque según el estado de situación de Gamma Cementos, sus activos alcanzan los US$ 275 millones al 31 de mayo, mientras sus pasivos totales suman US$ 111 millones.

En materia de ingresos, estos totalizan del orden de US$ 80 millones al quinto mes del año, mientras los costos son de US$ 71,7 millones. En este período, la utilidad atribuible a la controladora suma $ 165,4 millones.

Como referencia, Polpaico vendió a marzo US$ 48 millones según reportó a la SVS. BSA opera desde 2009 y tiene una red de 23 sucursales desde Arica a Castro, con plantas de producción y comercialización de hormigón premezclado y una flota de camiones.

Minoritarios y créditos

Como parte del acuerdo al que llegó con los suizos, el grupo Hurtado Vicuña tiene asegurado que contará con al menos el 54,32% de Polpaico, por el que pagará US$ 115,5 millones, al tipo de cambio de ayer. El grupo tiene contemplado desembolsar hasta US$ 212,7 millones por el 100%.

Esto porque ayer se conoció el precio final al que se comprarán las acciones será de $ 7.931,5649 por papel, valor que implica un premio de 8,64% frente al precio que tendrán los papeles cuando se materialice la OPA. Pero -destaca el documento- será de 51,37% en relación al precio que tuvo el 16 de septiembre de 2016, el último día hábil bursátil en que se transaron acciones de Polpaico antes que se conociera el acuerdo entre Grupo Hurtado y los suizos, que fue de $ 5.240.

La operación se financiará con recursos propios, pero tiene comprometidos líneas de crédito con BBVA y BancoEstado por US$ 100,7 millones (UF 2,5 millones).

Temas Asociados