(Diario Financiero) A Laura Albornoz apenas le alcanzó el tiempo para cambiarse de ropa entre el aeropuerto de Barajas y la Casa América, en el centro de Madrid. Tras participar en la asamblea anual de la OEA en Cancún, voló a España para participar en el foro Emprendimiento y liderazgo femenino de la Alianza del Pacífico: oportunidades y retos.

Junto a empresarias de México, Colombia, Perú y Chile, la directora de Codelco expuso sobre las barreras aún presentes en el mundo de los negocios para que mujeres accedan a cargos ejecutivos. La exministra del Sernam accede a un café en el barrio de Salamanca para evaluar su paso por la empresa pública. Dice que se siente conforme con ser la primera directora en la historia de la cuprera y de poder empujar una perspectiva de género al gobierno corporativo de la entidad.

-Tres años en el directorio de Codelco, ¿cuál ha sido su sello?

-Me ha tocado, por razones obvias, hacerme cargo de la equidad de género, pero también desde la presidencia del comité de Gobierno Corporativo y Sustentabilidad, y creo que por ahí va mi sello, hacerme cargo de los asuntos vinculados con probidad y transparencia. Estudios de consultoras internacionales afirman que esos son temas que les interesan más a las mujeres y relatan que las empresas con mujeres en cargos directivos tienen menores índices de corrupción.

-¿Tiene que ver necesariamente con el género?

-Sí, porque las mujeres vemos la administración con otros ojos y a la minería le falta un poco de esa mirada más austera en la gestión. Tiene que ver con cómo nos comportamos en la empresa. Por ejemplo, yo uso mi celular y pago mi cuenta, cosa que no sucede con otros directores.

Quiero, de paso, dejar en claro que la presidenta Bachelet no me nombró para ser la ministra Sernam en Codelco. Mi propósito es ser una mujer directora y, al evaluar estos tres años, pesa todo lo hecho en materia de gobiernos corporativos, en el plan maestro de sustentabilidad y en las relaciones comunitarias.

-¿Fue fácil su llegada?

-No, para nada. En el mundo minero hay prácticas que son o parecieran ser inamovibles. Cuando yo llegué, tuve que acostumbrarme a muchos mitos, como por ejemplo, que la minería es compleja, que es imposible prever aumentos de costos o que la ingeniería de los proyectos siempre falla.

Sin embargo, creo que con buena gestión y reglas claras respecto a gobiernos corporativos esos mitos caen. La ingeniería está hecha para prever los imprevistos, para evitar los aumentos de obras. Soy doctora en contratos y mi tesis doctoral fue sobre contratos de obras y sé que estas prácticas, arraigadas en la minería, la hacen una industria menos eficiente y descontrolada en gastos.

-De hecho esto último la llevó a enfrentarse y criticar a Thomas Keller, expresidente ejecutivo de Codelco…

-Fui la única directora que, públicamente en El Mercurio dije que no evaluaba bien la gestión de Keller. Cuatro directores –Blas Tomic, Marcos Lima, Gerardo Jofré y Marcos Büchi– criticaron mis dichos en una carta al mismo medio, pero yo critiqué habiendo estudiado las auditorías del periodo, por lo que no fue un tema político, sino que me basé en aspectos técnicos.

El último año

-Respecto a cambios al gobierno corporativo, ¿se implementarán pronto?

-El directorio tiene una propuesta, acordada por unanimidad, que muy humildemente presentamos al ministro de Hacienda, que tiene la facultad para hacer cambios. No nos gobernamos solos y respondemos al dueño, por eso tuvimos el llamado de atención del ministro Valdés la semana pasada. En la propuesta hay mejoras que permitirán mayores espacios para la diversidad y para la fiscalización.

-Tomando el tema de los espacios para la fiscalización y la controversia con la Contraloría, ¿no están claros dichos espacios?

-Es cierto que tenemos límites difusos sobre quién o qué normativa nos controla, por eso creo que lo más inteligente es tomar los consejos o recomendaciones de la Contraloría como eso: recomendaciones.

Tener la mejor actitud, por cierto, pero no confundir la naturaleza jurídica de la institución y por eso el directorio decidió aclararlo por la vía judicial, para no tener problemas a futuro, porque debemos ser responsables, seguir produciendo y entregar excedentes al país.

-En los próximos meses, ¿se terminarán de inyectar los recursos restantes de la anunciada capitalización por US$ 4.000 millones?

-Sí. Todo está comprometido por ley y por la propia presidenta. Los recursos son necesarios para Chuquicamata Subterránea. Recordemos que al comienzo se hablaba de la necesidad de inyectar US$ 25.000 millones y luego se bajó a US$ 4 mil millones. Eso hizo que reordenáramos prioridades, como por ejemplo, se redujo la producción futura de Andina.