Esta publicidad se cerrará en segundos Cerrar

Economía se estanca el primer trimestre e inversión sigue desacelerándose

Incidió huelga en minería, pero analistas ven algunos signos alentadores. 

(El Mercurio) La actividad económica anotó un crecimiento de solo 0,1% en el primer trimestre respecto a igual trimestre del año anterior, la cifra más baja desde 2009, marcada fuertemente por la huelga de Minera Escondida, según las cifras de cuentas nacionales del Banco Central.

La demanda interna arrojó una expansión de 2,9%, mostrando una aceleración en el consumo de gobierno -subió 5,1%, asociado a la fuerte expansión del gasto fiscal-, lo que incidió más que el aumento del consumo de los hogares, que fue de 2%. La inversión medida como formación bruta de capital fijo anotó una caída de 2,4%, completando tres trimestres consecutivos de contracción.

La huelga en la minera Escondida, que prácticamente se prolongó por dos meses, es lo que está detrás del resultado del primer trimestre, dice Alejandro Puente, académico de la Universidad Santo Tomás.

La demanda agregada presenta un comportamiento distinto. El consumo total aumentó un 2,5%, impulsado sobre todo por el componente gobierno, pero lo más probable es que no se pueda mantener, apunta Puente. Al descomponer las cifras de inversión, la variación negativa es explicada por construcción y otras obras, que retrocede 6%, mientras que maquinaria y equipos aumenta un 3,9%, lo que está ligado a la demanda.

Pesca, comercio y servicios personales fueron las actividades que contribuyeron al crecimiento en enero-marzo, indicó el Banco Central.

Pese a que las encuestas de expectativas siguen siendo pesimistas, hay algo que está empujando el mayor consumo, especialmente de bienes durables y automóviles, en particular, dice Puente.

El consumo de bienes durables aumentó sobre 10% frente a un aumento inferior a 2% en los bienes de consumo habitual, lo que, según Guillermo Le Fort, socio de Le Fort, Economía y Finanzas, “puede ser una indicación inicial de alguna recuperación económica”. Las cifras de consumo durable no se veían desde antes de 2013, apunta la Cámara de Comercio de Santiago (CCS), que ve “signos tenues de recuperación”.