Una nueva e innovadora propuesta es la que ofrece Endress+Hauser a las empresas mineras: 10 kits de soluciones de alta eficiencia para telemedición y paneles de monitoreo de calidad de agua según la Norma Chilena 409.

Tomás Godoy, Head of Solutions de la compañía, explica que la idea nació de la necesidad de las empresas de contar con soluciones eficientes y de menor costo. “Muchos de los trabajos que realizábamos eran similares, por lo tanto, se podía ofertar un kit pre-armado que incluye diferentes variedades: por ejemplo, en el caso de la medición remota, se ofrecen postes de distintas alturas, antenas de mayor o menor ganancia, alimentación local o por paneles solares. De esas opciones se escoge la más adecuada para cada aplicación”, explica.

Los paquetes se pueden usar, por ejemplo, en mediciones en pilas de lixiviación dinámica, en carros móviles, en la medición de pozos con ubicaciones remotas, baterías de molino u hornos rotatorios. El ahorro estimado es de alrededor de un 50%. “Esto, porque con las soluciones  pre-hechas no tenemos que hacer todos los cálculos ni el proceso de ingeniería nuevamente, y eso redunda en una importante reducción de costos”, enfatiza Godoy.

Asimismo, hace hincapié en que hay una disminución drástica del tiempo de implementación de los proyectos: “La solución paquetizada se instala en aproximadamente un 10% del tiempo del que normalmente se demoraría en energizar o llegar con cables a un punto remoto, transformando en factibles mediciones que anteriormente no lo eran».

Monitoreo de calidad de agua potable

En el caso de los análisis de agua, los kits vienen armados desde Alemania. “Es una integración de sistemas analíticos en un solo tablero, por lo que el cliente no tiene que preocuparse de que las piezas calcen, sino que Endress+Hauser le entrega una solución que sólo necesita conectarse a una toma de agua para poder medir las variables requeridas por la autoridad”, detalla Fabrizio Venturini, Food & Beverage Industry Manager.

Esta solución ha sido creada para cualquier industria que necesite agua, como las plantas termoeléctricas o la industria alimentaria, y en lo que respecta a las compañías mineras, es tremendamente útil para las mediciones de agua potable en los campamentos y del agua ultra pura utilizada en los procesos de electrodeposición. “El foco es medir la calidad del agua, y este es un punto sumamente sensible no solamente en el proceso y en el consumo, sino que también para las comunidades alrededor del proyecto”, recalca Venturini.

Estos sistemas están diseñados para chequear parámetros que cumplan con la norma chilena de agua potable (NCH 409), con la que el cliente puede demostrar la potabilidad del agua y, si no lo fuese, tomar las acciones correctivas para no exponerse a multas.

 

Detección de fugas en tranques de relaves

En el caso de las mineras, una de las soluciones más innovadoras con las que cuenta Endress+Hauser es el monitoreo de agua de pozos para la detección de fugas en tranques de relaves: al sacar agua se monitorean los cambios en el pH o en la conductividad, indicadores que pueden dar cuenta de que la piscina tiene alguna fuga. “Éste es un mecanismo de detección temprana”, explica Tomás Godoy, y agrega que “en estos casos se combinan los kits de análisis con los inalámbricos, porque los pozos están en ubicaciones remotas y necesitan tanto energía propia, como comunicación inalámbrica. Se crea así una sinergia entre ambas soluciones paquetizadas”.

El plazo de implementación en terreno es de alrededor de un cuarto del tiempo que con el método tradicional. En materia de ahorro, aunque no existe un porcentaje fijo, los expertos de Endress+Hauser destacan que la reducción de costos es muy significativa.

Fabrizio Venturini lo grafica con el ejemplo de un cliente minero que, gracias a la solución paquetizada de paneles para la planta de agua, redujo su costo en 400 millones de pesos. “Para lograrlo, nos esforzamos en minimizar el trabajo en terreno. Finalmente, lo único que había que hacer era tomar una salida de agua y conectarla al panel”, explica, puntualizando que “si esto se hubiese hecho con todos los equipos por separado y con la instalación en terreno, el costo habría sido de $700 millones, mientras que con el kit suministrado, el valor  disminuyó a $300 millones, lo que hizo factible el proyecto”. Además, en el primer caso el riesgo era muy alto, pero adoptando esta solución, éste se redujo considerablemente. “Dado que los sistemas están prediseñados, el riesgo del diseño y selección de componentes está  cubierto por nosotros”, acota Tomás Godoy.

Fabrizio Venturini, Food & Beverage Industry Manager, y Tomás Godoy, Head of Solutions de Endress+Hauser.

Datos relevantes en tiempo real

Los sistemas paquetizados tienen los mayores estándares de seguridad: encriptación de datos, suministros de partes sensibles que se pueden enterrar para evitar robos y otros que quedan a una altura tal que no puedan ser accedidos por cualquier persona. Pero la mayor seguridad, indica Godoy, es la de tener datos relevantes en tiempo real. “Gracias al diagnóstico automático, los sensores reportan al sistema en qué estado están, por lo que no es necesario ir a terreno a evaluar un requerimiento de calibración o falla. Si  hay que intervenir los equipos, debido al diagnóstico remoto ya se sabe el origen del problema y sólo se hace un traslado para resolverlo”.

Venturini precisa que esto genera un ahorro de dinero, ya que la mayor parte del costo se produce en viajes y horas hombre que deben trasladarse.

En el caso de los paneles de análisis, todos los parámetros se basan en tecnología Memosens; innovación de Endress+Hauser que consiste en llevar comunicación digital hasta el sensor, con lo cual se obtienen parámetros de medición, diagnóstico e identificación de los sensores. El panel también avisa de manera preventiva, prediciendo en cuánto tiempo es necesario hacer cambios, por lo que es fácil programar los ajustes o calibraciones que sean requeridas.

Finalmente, la empresa apunta a que los clientes monten directamente los sistemas, ahorrando aún más, de acuerdo a lo que explica Tomás Godoy. “Con estas soluciones buscamos ofrecer lo que requiera el cliente y si éste cuenta con empresas de montaje acreditadas para trabajar en su faena, nosotros sólo lo asistimos con recomendaciones para el correcto montaje y con el posterior comisionamiento.”, señala.