Esta publicidad se cerrará en segundos Cerrar
Imagen: SQM
Imagen: SQM

Analistas estiman que pacto entre Ponce y PCS favorecerá las acciones de la minera

Sin embargo, algunos advierten que la evolución de la acción a corto plazo será incierta.

(El Mercurio) En el mercado financiero ven con buenos ojos el acuerdo a tres años que pactaron las sociedades cascadas de Julio Ponce, los canadienses de Potash Corp. (PCS) y los japoneses de Kowa para mejorar el gobierno corporativo de la minera no metálica SQM, lo que se traducirá en que por este lapso Ponce cederá el control indirecto que ejerce en la firma mediante el voto dirimente que tenía el presidente de la empresa -que hoy es su hermano y lo designó él- y, además, significará que la política de reparto de dividendos crezca hacia un rango entre el 80% y 100%.

Si bien este sentimiento positivo del mercado no se reflejó en un alza en las acciones de SQM, que cayeron levemente el martes, sí se da en la visión de largo plazo.

Jorge García, subgerente de asset management de Nevasa, indica que el pacto “es muy positivo para la compañía y sus acciones, ya que es un paso hacia la mejora en el gobierno corporativo”. Dice que el rally que ha tenido la acción de SQM el último año, sumado a este anuncio “le quita bastante presión a la compañía sobre sus niveles de deuda”, por lo que cree que “quizás hoy -Ponce- tiene menos presión para vender que antes”.

En línea con lo anterior, un analista de una importante corredora, advierte que la evolución de la acción a corto plazo será incierta, porque por un lado se ganó en estructura de gobierno corporativo, pero ahora el hipotético premio accionario de una supuesta venta de una parte de SQM se desvanecería, dado que Ponce tendría menos apremio de vender una porción de la compañía para pagar la deuda de las cascadas, dado que estas recibirán más dividendos producto del reciente pacto entre los canadienses y el empresario.

Francisco Soto, gerente de renta variable de Tanner, explica que el pacto despeja un punto clave para cualquier negociación que implique la venta total o parcial de SQM por parte de Ponce: “Ya no sería controlador como lo define la ley y, por ende, una OPA no sería necesaria para vender una parte o toda su posición”, dice. En relación a eso, añade que “si el mercado confía en que Julio Ponce tenga planes de vender su participación, la acción podría continuar al alza”.

El CIO de Vision Advisors, Joaquín Prieto, ve al acuerdo como “positivo para SQM, dado que el argumento de la Corfo en la disputa por el salar se sustenta en el punto del supuesto mal gobierno corporativo”.

Temas Asociados