(La Razón de Bolivia) El viceministro de Altas Tecnologías Energéticas, Luis Alberto Echazú, informó este domingo que se prevé que la explotación del litio le generará al Estado boliviano ingresos por al menos $us 1.500 millones al año a partir de la puesta en marcha de las plantas de tratamiento, en 4 o 5 años.

“De concluir estas plantas (de carbonato de litio, sales de potasio y materiales catódicos) en 4 o 5 años los ingresos por la venta de materiales catódicos y baterías de litio rebasarían ampliamente los $us 1.500 millones, (esto es) casi la totalidad de las exportaciones mineras”, detalló la autoridad en el programa El pueblo es noticia de la televisora estatal.

De acuerdo con la autoridad, se prevé que la construcción de la Planta Industrial de Carbonato de Litio, en Uyuni-Potosí, empezará a mediados de este año y tomará un año hasta que esté concluida. “La planta se puede construir en un año. Si firmamos el contrato (de construcción) entre mayo, junio o julio, estamos construyendo y arrancando a mediados de 2018 con las pruebas”.

El segundo caso está con la Planta Industrial de Sales de Potasio, ubicada también en Uyuni, la que ya cuenta con un 62% de avance. “Esta planta está siendo construida por la empresa CAMC, que tuvo problemas mediáticos más que reales, y está en 62% de avance; tenía que montarse en 30 meses, pero la empresa dijo que lo haría en 28”, manifestó Echazú.