Esta publicidad se cerrará en segundos Cerrar

Escondida no puede retomar obras de proyectos y minera estudia cierre de la faena

Empresa dice que objetivo es retomar la producción de cobre, pero de verse imposibilitados evaluarán fórmulas para suspender de manera total la operación. Sindicato señala que planteamiento es ilegal.

(El Mercurio) Un nuevo traspié sufrió ayer Minera Escondida en su intento por retomar las obras de los proyectos de inversión que ejecutaba en la faena, pero que desde el inicio de la huelga -el 9 de febrero pasado- se detuvieron producto de los bloqueos de caminos realizados por trabajadores movilizados.

Ayer, y por tercer día consecutivo, ejecutivos de la compañía y buses de contratistas no pudieron ingresar al puerto Coloso para continuar con la construcción de la planta desaladora EWS. Esta vez hubo escaramuzas entre huelguistas y personal de la minera, quienes finalmente desistieron de ingresar.

Este era el primer paso en la nueva estrategia de la compañía en el marco de la negociación que está en punto muerto.

Según comentó el presidente de Escondida, Marcelo Castillo, la idea es retomar la producción y, en caso de verse imposibilitados de aquello, no descartar realizar un lock out -también conocido como cierre patronal- consistente en la prerrogativa del empleador para declarar el cierre temporal de la empresa una vez que los trabajadores hayan hecho efectiva la huelga, según la ley laboral.

“Este proceso ha ido escalando y seguirá así. Vamos a intentar recuperar nuestros proyectos, después intentaremos desarrollar nuestras mantenciones y luego trataremos de operar”, dijo Castillo.

Periodistas locales le consultaron sobre la opción de un lock out . Castillo respondió que “si no tenemos acceso a nuestros puntos de operación, si continúan los bloqueos de manera violenta y no podemos generar un ambiente seguro de trabajo y ejercer el reemplazo, entonces el lock out sí es una alternativa viable de escalamiento, si es que no podemos desarrollar nuestro negocio”.

Ayer, en entrevista con una Radio Carnaval, el ejecutivo explicó que ante la imposibilidad de poder entrar a la faena y el impedimento de acceso a contratistas y no poder hacer reemplazos, la opción que queda es suspender operaciones.

Cristián Aguayo, socio del estudio jurídico Aguayo, Ecclefield & Martínez, comentó que la legislación establece que el lock out no podrá extenderse más allá del trigésimo día, a contar de la fecha en que se hizo efectiva la huelga.

Por esto, el plazo para invocar este artículo ya habría expirado, considerando que la huelga llega hoy al día 36.

Desde el sindicato N° 1 calificaron estas declaraciones del máximo ejecutivo de la faena minera “como el intento desesperado de amedrentar a los trabajadores”.

Temas Asociados