Con el propósito de optimizar y lograr ahorros significativos en el uso de reactivos, Endress+Hauser diseñó una solución que ya ha alcanzado positivos resultados certificados por la compañía minera Sierra Gorda SCM, empresa que implementó de manera exitosa este instrumento de medición de consumo de reactivos, en el proceso de flotación colectiva de su planta concentradora. De esta forma, se logró una significativa mejora en sus procedimientos, de la mano de la experiencia de Endress+Hauser Chile.

Óscar Córdova, Project Engineer de Endress+Hauser, relata que el proyecto comenzó en 2015, cuando a partir de una visita a terreno y luego de observar las condiciones del proceso, la empresa detectó que el instrumento adecuado para resolver el problema del cliente era un flujómetro másico de la compañía, capaz de medir de manera precisa a bajas cantidades de caudal, al que debía incorporarse un bypass. “Definidas las características del equipo, aunamos esfuerzos junto a Complex, nuestro partner estratégico en el proyecto, cuyo rol principal fue apoyar el diseño y encargarse de la fabricación de los arreglos de flujómetro y bypass”, detalla.

Óscar Córdova, Project Engineer de Endress+Hauser

De este modo, desarrollaron una solución consistente en la medición de dosificación de reactivos utilizados específicamente en las plantas del colector primario, colector secundario, espumante y colector moly. Para ello, utilizaron flujómetros másicos con margen de error inferior a 0,1%, en un diseño de bypass, que permite realizar mantenimiento del instrumento sin la necesidad de detener el proceso. La solución propuesta posibilita, además, el monitoreo de la señal del caudal a través de la tecnología de vanguardia de Endress+Hauser.

Leonel Araya, superintendente de Mantención Eléctrica e Instrumentación de Sierra Gorda SCM, comenta que en la actualidad, gracias a la solución incorporada, logran un registro exhaustivo de los gramos por tonelada consumidos. “De esta manera, optimizamos los costos, porque los reactivos son de los insumos de mayor costo para la operación”, subraya.

Robusto y confiable

Una de las grandes ventajas del equipo de medición es que está fabricado para trabajar con altos estándares de precisión, entregando un control automático de la dosificación, con lectura en tiempo real desde la sala de control. Adicionalmente, el instrumento es robusto y confiable, lo que permite controlar adecuadamente la dosificación de reactivos. “Tener un porcentaje de error tan bajo hace que la solución tenga una precisión muy alta, logrando la optimización del proceso”, recalca Óscar Córdova.

El ingeniero explica que el Flujómetro Másico Promass A es conocido por su alta precisión en la medición de pequeñas cantidades de líquidos en aplicaciones exigentes. “Además, este tipo de flujómetros ahorra espacio, ya que no requieren tramos rectos de entrada/salida para su instalación, entregando mediciones de flujo másico, densidad y temperatura”, destaca.

Flujómetro Másico Promass A

Desde Sierra Gorda SCM, Leonel Araya precisa que la solución ha impactado positivamente en el mejoramiento de la recuperación de cobre. “Al agregar la dosis exacta obtenemos una mayor recuperación, y por ende, podemos extraer más cantidad de cobre de la pulpa, lo que repercute favorablemente en la obtención de cobre fino”, remarca.

Implementación

En cuanto a la implementación del sistema, la misión de la minera fue encargarse del montaje de los instrumentos. “Nuestra labor fue instalar el sensor, que mide los gramos por tonelada que adicionamos en el molino o en flotación”, indica el superintendente de Mantención Eléctrica e Instrumentación de Sierra Gorda SCM.

Los especialistas de Endress+Hauser realizaron la puesta en marcha del sistema y se responsabilizaron de la configuración de los equipos para lograr la comunicación digital con el sistema de control, de manera de obtener una correcta medición de flujo. A fines de 2015 la solución mostraba sus primeros frutos.

Se utilizaron flujómetros másicos con margen de error inferior a 0,1%, en un diseño de bypass.

Factores del éxito

Óscar Córdova precisa que el prearmado de cada flujómetro con su bypass se realizó en Santiago, lo que permitió minimizar el tiempo de instalación en terreno.

A juicio del ingeniero, el éxito está basado en la confiabilidad de la solución, lo que implica el control de la dosificación de reactivos con máxima precisión. Asegura, asimismo, que la gestión de proyecto de Endress+Hauser es un plus que se entrega al cliente, donde se cuida la comunicación y el nivel de colaboración, considerando que esta forma de trabajar facilita la ejecución y la implementación del proyecto.

Posterior a la implementación, Endress+Hauser ha permanecido cerca del cliente, atento al comportamiento del instrumento a fin de comprobar que la solución cumpla las expectativas.

“Este proyecto figura como antecedente para futuros proyectos y en la actualidad lo mostramos como un caso de éxito”, subraya el especialista de Endress+Hauser.

Por su parte, Leonel Araya asegura que “sin duda la solución ha cumplido con las expectativas de la minera”. El instrumento es, además, extrapolable a otras aplicaciones, virtud que ha aprovechado minera Sierra Gorda para medir caudal de otros reactivos utilizados en la planta.

La compañía ha ratificado a Marco Zarricueta, External Sales de Endress+Hauser, que su problemática fue resuelta. “Gracias a la solución que le entregamos, Sierra Gorda SCM tiene un control de los reactivos y ha abaratado sus costos. Nos han asegurado que se encuentran conformes, pues para ellos ha supuesto una preocupación menos”, afirma el ejecutivo.

Asimismo, comenta que gracias al buen desempeño, la compañía fue calificada como un proveedor de excelencia y trabaja ahora en una solución similar requerida por el cliente.