(Pulso) Las perspectivas de sueldo para los ejecutivos cerraron 2016 en su nivel más bajo de los últimos años, dando cuenta del impacto de la desaceleración económica en el mercado laboral, incluso en el segmento de más altos ingresos.

De acuerdo al estudio trimestral de la consultora DNA Human Capital, los gerentes de primera y segunda línea (incluso los de tercera en el caso de las empresas más grandes) cerraron 2016 con una expectativa de alza de 5% en sus sueldos si se cambian de trabajo en el cuarto trimestre, en línea con las cifras de los primeros tres trimestres del año, cuando promediaron 4%.

Esos porcentajes están lejos de los registrados los años anteriores y refleja el deterioro del mercado en los últimos dos años. De hecho, durante 2012 los ejecutivos esperaban cambiarse por un aumento de 25% en sus remuneraciones, porcentaje que llegó a 26% en 2013. Sin embargo, en 2014 ya se vio un declive importante, pasando a cambiarse por un alza de 18%.

En 2015 en tanto, las expectativas de sueldo tuvieron un duro golpe, pasando de 17% en el primer trimestre a cambiarse por un incremento de sueldo de 7% en el último cuarto de ese año, con un promedio anual de 12%.

Sectores

Los cuatro rubros analizados por DNA Human Capital han tenido una tendencia a la baja en los últimos años, aunque hay un caso que es por lejos al que peor le ha ido: la minería.

De acuerdo al estudio, los ejecutivos del rubro minero se cambiaban de trabajo en 2012 por una expectativa de alza de 31% en sus remuneraciones, para bajar a 22% en 2013, 9% en 2014 y sólo 2% en 2015. En ese año, incluso en el tercer y cuarto trimestre las variaciones fueron negativas, producto de la pérdida de puestos de trabajo para este tipo de empleados. Esta situación empeoró en 2016, con una caída promedio de 8%, aunque con una leve mejora a -4% en el cuarto trimestre.

Con esto, el sector completó seis trimestres consecutivos de caídas, lo que está en línea también con la pérdida de empleos en el sector. Según el Instituto Nacional de Estadísticas, sólo durante los últimos 12 meses se han destruido 34.800 puestos de trabajo en el rubro, lo que implica una baja de 14,7% interanual en el empleo.

De acuerdo a Murilo Arruda, managing director de DNA Human Capital, “los sueldos se mueven como se mueve el mercado, si hay más contrataciones hay más luchas por el talento y el sueldo sube por esa lógica”.

Respecto del sector minero, el experto explica que están comenzando a aumentar las contrataciones. “Ahora está la expectativa de retomar proyectos, por lo que aunque los sueldos siguen bajando, lo hacen en menor medida, por lo que lo peor ya pasó”, destaca.

En ese sentido, agrega que en el empleo de ejecutivos “siempre hay un punto de inflexión, cuando se contrata el mínimo posible y luego comienza a subir. Esto podría haberse dado el trimestre anterior”.

Respecto de por qué se está aceptando sueldos menores a los previos, Arruda puntualiza que “como la gente de muy buen sueldo fueron de los primeros que perdieron sus trabajos, y hay pocas posiciones de ese tipo en el mercado, aceptaron tomar otro trabajo por menos, ya que de otra forma quedaban muchos meses sin trabajar”.

El rubro en el que los ejecutivos aún tienen las expectativas más altas a la hora de cambiarse de trabajo es el de la Energía, con un 10% en el cuarto trimestre. Con todo, también está lejos de los registros de 2012 y 2013, cuando el cambio de hacía por un alza de 20% y 30% en promedio, respectivamente.

Según Arruda, esto se debe a que “el boom de la entrada de las multinacionales de 2011-2013, cuando contrataron mucho ya pasó, por lo que aunque se sigue contratando, las alzas de sueldo no son tan altas”.

Perspectivas 2017

Para el próximo año, las expectativas son de una leve mejora respecto de 2016, anticipando una recuperación en los sectores analizados.

Arruda indica que “los últimos dos trimestres el número activado de procesos de selección de medianos y altos ejecutivos ha aumentado de forma considerable. Con las empresas hablando de crecimiento y mejoras el próximo año. Por lo tanto, se tendrá que reflejar en el aumento de sueldos”.

En este sentido, anticipa que en 2017 el promedio de expectativa de aumento de sueldo por cambiarse de trabajo estaría entre 6% y 7%, en un escenario, además, de menor inflación.

El impacto del escenario minero en los salarios