(El Mercurio de Calama) Los cinco sindicatos de trabajadores de la división Chuquicamata de Codelco, más el N°1 de Antofagasta, gremios que aglutinan a cerca de 5.500 personas entre plazo indefinido y fijo; acordaron en el último plenario de la dirigencia sindical afrontar en conjunto la próxima negociación colectiva con la administración, que lidera el gerente general Sergio Parada.

La presidenta del sindicato de trabajadores N°2, Liliana Ugarte, detalló que tras el plenario del miércoles se acordó que “todos los sindicatos iremos juntos a la negociación, sea esta reglada o anticipada, con los objetivos de resguardar los derechos adquiridos en nuestros 101 años de historia y trabajar férreamente para conseguir la igualdad”, dijo.

Mensaje falso

Ugarte, consultada sobre un mensaje de Whatsapp que circula entre los trabajadores y que hace referencia a la negociación, aclaró que “la única intención de ese mensaje es desorientar y dividir a los trabajadores, porque no sirve para nada más. Es de una inexactitud tremenda, porque no hemos recibido ninguna oferta de la empresa de negociar anticipado, habla de montos y ni siquiera los dirigentes tenemos esos antecedentes”.

Sobre este mismo punto, el dirigente del sindicato N°2, Mario Lobos detalló que el mensaje asegura que la administración ya está ofreciendo valores y que algunos sindicatos están negociando anticipadamente y otros no. “Quiero darles tranquilidad a los trabajadores, porque no hemos conversado con la administración y si los trabajadores tienen dudas pueden acercarse a los sindicatos y hablar con los dirigentes, porque la información real saldrá desde la dirigencia”, llamó.

Contratos distintos

Hasta el año 2009 todos los trabajadores nuevos que ingresaban a la división Chuquicamata de Codelco, recibían los mismos beneficios económicos y sociales que sus pares. Eso hasta el 1 de enero de 2010, cuando la empresa comenzó a implementar los contratos “precarios”, básicamente, a través de cartas ofertas de trabajo con condiciones distintas.

Lo que terminaría en Chuquicamata una vez que entre en vigencia desde el 1 de abril de 2017, el piso (o mínimo) de la negociación, explicó Ugarte: “en abril entra en vigencia la reforma laboral, pero vamos a luchar para que se respete el piso desde ahora, porque además Codelco debería dar el ejemplo. Lucharemos para revertir los contratos distintos”.

Posponer negociación

Ugarte también se refirió a ciertas informaciones que hablan de la posible suspensión de la negociación, por parte de Codelco, por los números rojos de Chuquicamata. Sobre este punto, la dirigente dijo que “la única forma de posponer la negociación sería de común acuerdo y a nosotros no se nos ha presentado esa alternativa”.

Dudas que los trabajadores, dijo, deberán resolver en sus respectivos sindicatos. “Mi llamado a los trabajadores es que recurran a sus organizaciones sindicales si tienen dudas, porque somos la única fuente de información oficial. Además se comenzarán a hacer asambleas para informar sobre la negociación”, adelantó.